viernes, 23 de octubre de 2009

MIMEL

Hace muchos años creo que mas de treinta, habian dos amigos pero de los de a deveras, comian juntos, vivian en lugares distantes porque uno era de El Progreso y le decian "el canoso" y otro de Olancho con el mote de "bigotudo", pero excelentes amigos. Tal parece que nacieron con estrella pues los dos se tiraron a politicos y sus familiares y amistades para acortarles sus nombres les decian MIMEL; -alli viene Mimel- decian todos cuanto les avistaban, porque eran uña y mugre, panas, carnales o alter egos como dicen otros; el dolor de uno era el dolor del otro, el mal de uno era el mal del otro; ambos se alegraban cuando uno y otro recibian triunfos y celebraban a lo grande cada victoria; y en los momentos amargos Mimel se atendian y se daban palmadas de serenidad.

Pero llegò un dia el diablo y se apoderò de uno de ellos, de "el canoso"; a èste le entrò la ambiciòn por salirle adelante al otro Mimel, "al bigotudo"; cosa rara y espectante fue en la comunidad de El Progreso cuando el Mimel se apartò del otro Mimel, pues confabulado con otras personas "el canoso" se dejò enganchar por los meruseros de oficio y se olvidò de los gratos momentos que compartiò durante muchos años con "el bigotudo".

Hoy los dos Mimel son  enemigos, por la culpa de unos batracios, sapos y culebras que se le pegaron al "canoso", con el fin de desbancar y despotricar al "bigotudo" con quienes tuvieron altercados y asì buscar como chivo expiatorio "al canoso"; esta era la unica forma que los parasitos de la sociedad podian vengarse de Mimel "el bigotudo". Hoy dia la vida del "bigotudo" se ha convertido en un calvario, pues Mimel "canoso" se ha encargado de hacerle la vida de cuadritos, màxime ahora que carga un anillo en una de sus manos dicen las malas lenguas que està encantado y èl tambien està encantado de la vida de gloria que lleva.

Cómo se fuè a arruinar este Mimel, despues de tener algo mas poderoso que todas las cosas: LA AMISTAD; pero Mimel "el bigotudo" no se da por vencido, èl sigue luchando porque sus compatriotas no caigan en los errores del què fuè su amigo entrañable allà por las pampas olanchanas y en la rivera del Ulua; èl nos insiste que el amor a Dios y a la Patria es primero y que ninguno de nosotros debemos obediencia a ordenes ilegales. Tenemos la fè y la confianza que Dios y el pueblo haràn justicia; Dios en su tiempo y el pueblo en la posteridad. Me imagino que los  Mimel estàn sufriendo y viendo la manera uno y otro de salir del atolladero en que "el canoso" metio "al bigotudo", porque no es posible que una fèrrea amistad se resquebraje de esta forma.

Yo les digo a mis audiencias inesperadas que como seres humanos tenemos que calificar y clasificar a nuestras amistades, no importa su credo o su pocision y este mismo mensaje hacia nuestros hijos. Que no nos ocurra lo de los Mimel, pues esto es desastroso; uno arraigado en el poder y la gloria en el dinero y otro sumido en tristeza que le causa haber perdido a un amigo.

Los Mimel viven su historia y solo ellos sabràn como terminara el epìlogo de la misma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...