miércoles, 18 de noviembre de 2009

CELESTIN CHANDO


Lo conocì cuando se tirò para presidente de la res pùblica; no era como hoy, era un señor ecuànime y defensor ultra de la Constituciòn de aquellas èpocas; maestro de generaciones, quien despues tuvo cambios muy radicales hasta con sus amigos. Me comentaba mi sastre de cabecera don Rafael Mejia Flores que por su taller pasaron clientes de la alta alcurnia de Tegucigalpa, entre ellos este señor quien le decia "mi maestro", pero que despues cuando se le alterò el cacumen, ya no determinaba ni a "mi maestro" y don Rafa me comentaba que la pròxima vez que lo visitara, le iba a cantar el himno nacional pero plagiado: "hijue p......ta,ta, hijuep...tata".

Esto es el tipo de cosas que se gana esta gente cuando ya se creen los superpoderosos de la politica, son unos supermanes, unos pavos reales; y a este señor yo lo apoye en su aspiraciòn por medio de otro personaje "mentira fresca" quien ha sido siempre su secretario privado. 

Pin Pon ha decaido groseramente, ya no es el mismo maestro que las generaciones conocieron allà por su pueblo, es altivo, altanero; lo peor del caso es que de tanto orgullo y deficiencia caotica por la que pasa apañando sirvenguenzadas, su corazòn le esta creciendo y eso lo hace verse tan hinchado en su cara, que no es la cara que yo conoci; cada vez que habla se hincha como sapo, si no veanlo ustedes cuando lo entrevistan desde su flamante cargo de MInistro de la Presidencia.

Pobre mi pueblo como se equivocan de zapatos. Celestin Chando decian alla por Comayaguela cuando alguien se golpeaba y comenzaba a crecer el hematoma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...