miércoles, 18 de noviembre de 2009

¿QUE HAREMOS ESTA NAVIDAD?


La navidad es para compartir, para reunirse en familia y recordar bellos momentos de nuestras vidas, son momentos para reconciliarnos con nuestros seres queridos y amistades. Pero el entorno moderno de las navidades de hoy son para celebrar al dios Baco, nos fondeamos y ni nos "mosquiamos" con la reventadera de petardos a la media noche. Otros celebran la navidad anticipada, dias antes para estar tranquilo ese dia con su familia; otros los que viven lejos de sus familias sortean que dia de los dos de diciembre 24 o 31 se reuniran con sus familias.

Generalmente el dia familiar es el 24 de diciembre donde se come pollo, pavipollo, pavo, chancho horneado; los que pueden comer eso pues, porque el pueblo pobre solo las ve pasar o se conforman con "regale una sonrisa" de Edgardo Melgar; "comase un tamal" de algunas damas caritativas o mucho peor ni frijoles rellenos y se conforman con acostarse tempreano como siempre lo hacen, pues para ellos no hay semana sangana, no hay navidad ni dias de las madres, del padre o del niño.

En fin la navidad dicen unos es para gozar la vida y se basan a la Palabra de Dios tergiversandola y dicen: "comamos y bebamos que mañana moriremos", y esa es la falacia mas grande del mundo; Navidad es COMPARTIR con otros pero con mesura y sobriedad.

Desde los meses de noviembre los escaparates de las tiendas de consumo comienzan a colocar sus arboles de navidad, las ofertas (sobrepreciadas) de descuentos disfrazados, san nicolases de plastico y la gama de ropa y juguetes para enganchar a los incautos niños haciendoles creer lo de Santa Clos. Los tamales, las rosquillas en miel, las famosas torrejas y los ya famosos nacimientos, son propios de la epoca de navidad y lo que no pasa de moda y de costumbre en nuestro paìs es la peligrosa pòlvora que ha dejado muerte y dolor en las familias hondureñas.

A ver que hacemos esta navidad, la mas golpeada; recibiremos mensajes de reconciliaciòn en la televisiòn y en los diarios, despues de la salvajada hecha a nuestros hermanos con la situaciò politica: la verdad es que solo los que pueden celebrar la navidad a lo grande, sentiran satisfacciòn por la misma, pero los que la celebran a su manera tienen una mejor satisfacciòn por que estos si recuerdan el nacimiento del Rey del Mundo y piden a Dios por lo que tienen en su mesa, cosa que otros olvidan al calor de los tragos y de los cohetes.

Blanca Navidad para todos los hermanos hondureños y que este preàmbulo sirva de meditaciòn en los forcejeos de la vida y que nuestra reconciliacion despues de las luchas, sean nuestra corona en la Esperanza y la felicidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...