miércoles, 30 de diciembre de 2009


EL ODIOMETRO

Instrumento intangible,  que sirve para medir la intensidad del aprecio y el amar de las personas; consta de especificaciones ilimitadas en su construcciòn, las que sirven para que el mismo estime y calcule la proporcionalidad del afecto entre las personas, sea este positivo o negativo. El Odiometro ha sido usado desde tiempos remotos; desde la creaciòn del mundo y fuè probado por primera vez entre los hermanos Cain y Abel, donde el primero no escatimò el odio y la envidia que tenia sobre el segundo, dado el tipo de sacrificios que Dios estimò era el mejor y para no ir tan lejos surtiò efecto cuando lo usò el sanedrin en la crucifixion y muerte del Salvador del Mundo.

Y asì, el Odiometro siguiò siendo utilizado por la humanidad, porque se supone que entre animales no hay odios, porque estos no tienen alma, sino que actuan a puro instinto; pero a veces los humanos actuamos peor que los animales, sin percatarnos del raciocinio y de la capacidad de discernir; pero si practicamos a la perfecciòn el libre albedrìo, el que a veces nos da el gozo de disfrutar las cosas malas que hacemos en contra de nuestros mismos hermanos.

La Historia de la humanidad con todo y sus eventos en las guerras de naciones contra naciones; los peores asesinatos de los siglos por rencillas, herencias, tronos y por querer ser los mejores entre otros; como el peor evento de la humanidad el Holocausto de Hitler contra los judios, que ahora dicen jamas existiò; en todos estos acontecimientos tuvo que ver el Odiometro. Tambien forman parte de la historia del Odiometro; tanto suicidio, parricidio, femicidios y asesinatos en masa entre seres humanos, ocacionados por otros elementos como las drogas, el alcohol, los sacrificios satanicos y los intereses particulares.

En nuestros tiempos el Odiometro se ha puesto en practica en los paises que hacen crecer su armamentismo con el uso del uranio, la polvora, los neutrones, los protones y todo lo relacionado con lo atomico; todos, con el fin de dividir o hacer desaparecer a la misma humanidad y; en Honduras esto se ha acentuado, como emulando valientemente las viejas practicas de la santa inquisiciòn y recordando a los precursos de las represiones y del hostigamiento politico que hicieron y siguen haciendo mella en nuestros paises.

Tal es el caso del odio que le tiene el señor Micheleti al Señor Zelaya, quienes despues de librar duras luchas por el futuro de Honduras; el primero se ha ensañado contra el segundo llegando hasta los extremos de mantenerlo prisionero casi a pan y agua en una edificaciòn extranjera; si ustedes pueden observar en las sesiones de consejo de ministros, no aparece la fotografia del Presidente Zelaya en la galeria, donde se encuentran todos los jefes de estado; en su lugar solo hay un espacio y seguido de este, la fotografia del otro hèroe que se han inventado en Honduras: Roberto Micheleti "proximo premio nobel de la paz".

Esta es la historia en pocas palabras del Odiometro que alcanzò a los hondureños y que ha hecho los peores estragos en la calificaciòn que le ha dado a las grandes perperas, quienes creyendose Dios o los inventores del agua hervida; han hecho de estas naciones y de los hombres mismos, una granula o piltrafa donde los gananciosos son unos pocos y los perdedores la mayoria de la poblaciòn mundial. Pero esto pronto se acabarà, el dicho Odiometro dejarà de funcionar y ojalà que los que han tenido en su mano este instrumento, se despojen a tiempo de la venda que los mantiene ciegos; que pidan perdòn a Dios y a la humanidad y solo Dios en su infinita misericordia sabrà que calificaciòn darles, si despues del Odiometro les favorece con su decisiòn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...