jueves, 28 de enero de 2010

SIETE MESES, ¿TERMINA ESTO AQUI?

Hoy 28 de Enero del 2010 se cumplen siete meses de la traiciòn contra la democracia, la que jamàs se borrarà de nuestra memoria, por mas tapizados y arreglos que los golpistas que han quedado gobernando quieran hacerle al escenario politico; en los corazones de este enjambre de malos hondureños, inventores de causas y de ordenes de captura; complices de asesinatos y perdonadores de hechos lamentables; en su malevolo corazòn quedarà impregnada la sangre de los que murieron por la causa de la razòn, la justicia y la libertad de nuestro pueblo.

Ahora que nuestro "comandante vaquero", el hombre de la guitarra, las botas y el sombrero se nos ha marchado para analizar nuestra libertad, nuestro anhelo patriotico està mas fuerte, entrelazado con los que nos resistimos, los que apelamos y rogamos por un cambio positivo para nuestra querida naciòn.

No es posible que los mismos que condicionaron, reprocharon y menospreciaron la vida como ser humano del presidente Zelaya, sigan hàbidos de poder y de maldad, ya que ellos se imaginan que son los dueños de Honduras; pero esto no se queda asì; hay un pueblo despierto valiente y listo para emprender una lucha armada con ideas, no con armas como los viles y cobardes chafarotes; como los que se denominan defensores de la democracia vestidos de blanco, cuando su corazòn de oscuro no es pùrpura sino como la grana de negro.

Nos queda la esperanza del mandato y la orden del dia de nuestro lìder y caudillo por un nuevo y remosado Partido Liberal de Honduras y de la uniòn de nuestro pueblo; tal y como lo soñò nuestro paladìn Francisco Morazan.

Loor, paz, sabiduria y mucha entrega para todos aquellos buenos hondureños, para la Resistencia Nacional en este 28 de Enero; cada 28 del tiempo subsiguiente recordaremos con denuedo esta lucha cubierta con la sangre y sudor de todo nuestro pueblo.

Esperamos que estas no sean las ultimas lineas que se escriben porque para esta fecha no existe la amnistia ni el indulto; solo la esperanza de que aquellos que se conflagraron contra su mismo pueblo, paguen con la justicia terrenal, porque de la otra justicia quien sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...