miércoles, 4 de agosto de 2010

MEDICINA Y DERECHO : CARRERAS HUMANITARIAS


HIPOCRATES Y TEMIS DE LA MANO

¿SIENTE USTED LA IMPERIOSA NECESIDAD DE ESTUDIAR MEDICINA O DERECHO?

¿Se ha puesto a pensar si reune las cualidades para enfrentar los peores casos de nuestra sociedad , relacionados a estas profesiones?
¿Siente en su corazòn las necesidades de los demas? ¿ Comparte el sufrimiento de las personas? ¿Estaria dispuesto a ejercer su profesiòn en los lugares mas recònditos de Honduras, despojandose de todo  prejuicio que esto acarrea? ¿ Tomaria los casos pacientemente, aplicando las normas establecidas en el canon del Derecho Internacional Humanitario y las normas sanitarias justificativas?

Este tipo de preguntas deben hacerse todas las personas deseosas de convertirse en un "matasanos" o en un "leguleyo"; pues estas profesiones son para tratar con PERSONAS y no con animales; en primera instancia y ambas carreras se requiere de tener una vocaciòn ferviente por desarrollar este tipo de actividades, y esta vocaciòn rodeada de abnegaciòn. Esto ultimo (abnegacion) no es mas que optar por el sacrificio o renuncia voluntaria hacia las pasiones, deseos o intereses en favor del PROJIMO y la primera (vocacion) es una inspiraciòn especial para adoptar una vida ejemplar por medio de una profesiòn u oficio; por ejemplo vocaciòn para enseñar (los maestros), vocaciòn de minimizar el sufrimiento fisico (los medicos) vocaciòn religiosa (monjas y curas) y la vocaciòn de la defensa contra las injusticias (los abogados); la vocaciòn representa un modelo, un ejemplo caracteristico, una figura o talle de la persona.

¿Cree usted tener estas dos cualidades? Vocaciòn y abnegaciòn; si los tiene tìrese que no se va a raspar y haga el bien sin preguntar a quien.

Hablando de Medicos, en nuestro medio son raros y contados los matasanos que conozco que sì saben para que estudiaron, son un amor con sus pacientes y no los hacen regresar al estilo mecanico de autos, si no que dan en el clavo con la medicina y con el tratamiento; hay otros que se les olvida el juramento Hipocràtico y se vuelven apàticos; no ven al paciente y casi a control remoto dictaminan sus dolencias y dan tratamientos equivocados, asì como me pasò hace muchos años en el seguro social, donde me confundieron  el examen de sangre con un sifilitico y me trancaron penicilina hasta por los ojos. Como hay excelentes medicos en las diferentes ramas o especializaciones, tambien hay otros que no se hicieron las preguntas antes de meterse a la carrera de "carniceros".

Hoy los medicos estudiantes son becarios, pero vaya usted al Hospital Escuela u otro pùblico y se encontrarà con niños de pàpà y mamà que no se atreven a tocar a los pacientes ensangrentados, solo les levantan la cobija y si andan hediondos a pata o a pacuso
 ¡ Ni Dios guarde!; tambien hay sus excepciones hay otros de estos becarios que son un alma de Dios y estos si se hicieron las preguntas y se dieron cuenta de tener los dos principios; otros no soportan que los envìen donde los tahuacas o los miskitos, o alla por la frontera; hacen el todo por el todo, mueven influencias hasta que los trasladan a las ciudades grandes; no tienen derecho a las medicinas los pobres indigenas ¡ Uy ! ponen el grito al cielo porque alli no entran carros. Como ha de sufrir el pobre Hipòcrates de Cos con estos sus colegas galenos.

Si usted se encuentra entre  este tipo de medicos hipocritas e insensibles, mejor amarrese una "turunca" al cuello y dejese de ir de cabeza en el rio Choluteca, que ese apesta mas que los pacientes que usted ha dejado de tratar; pero si es del otro bando (o sea de los verdaderos medicos, no piense mal) y si anda en los caminos correctos como Dios manda, ya se ganò el cielo.

Algunos estudian medicina porque ven que otros han prosperado en los pueblos y han hecho billete, pero no se preguntan si seràn aceptados por la poblaciòn, màxime si estudiaron sin hacerse las preguntas y percatarse de tener los dos principios y de allì fracasan y salen con la cola entre las piernas, a pedirle chamba al gobierno de turno, porque en los hospitales privados es una de argollas "perras", que alli solo si usted tiene conectes o cuello con otro de su misma especie, tiene luz verde para seguir destazando a sus pacientes ya sea anticipandole la visita de la parca o esquilmandole sus bolsillos.

Y de la carrera de Derecho ni hablar, ya que los abogados se van por la izquierda jugandole la vuelta a los clientes, favorecidos con las venias de jueces y magistrados, aparte de torcer las leyes a su conveniencia. Pero tambien como en la medicina hay sus excepciones; conozco de buenos abogados que no se venden por un mendrugo de pan y al tener el favor del cielo, ganan la mayoria de sus casos. La pobre diosa Temis sufre cada vez que un hijo suyo se porta vilmente y con bajeza ante la humanidad, y hasta se quiere quitar el pañuelo de sus ojos, pero puede quedar bizca ante tanta injusticia.

Si usted tiene la vocaciòn de luchar por los intereses de los desposeidos contra las injusticias de unos pocos, tirese que no se va a raspar. En nuestro medio se ve sin lentes, como ha resurgido la violaciòn a nuestras leyes, aupado por grandes perperas del Derecho tanto dentro del gobierno como fuera de èl; cuantas personas han sufrido vejàmenes de parte de leguleyos inescrupulosos, les han quitado sus tierras y sus cholas; han tergiversado testamentos; inventan patrañas para agenciarse un poco de pisto; es usted uno de ellos? ¿Ha leido el libro de libros que habla sobre los resultados de la injusticia? Porque con la misma vara que medis, seras medido.

Otras personas han gozado de la gracia de sus defensores quienes actuando con la ley en la mano y en los principios de la jurisprudencia, tambien a igual que los medicos se han ganado el cielo.
Es una jodida esta de tener vocaciòn y abnegaciòn; las dos cosas tienen que ir juntas, asi como se toman de las manos HIPOCRATES Y TEMIS ambos griegos, uno por la medicina y otra por la justicia.

¿Ustedes creen que si no hubieran enfermedades habrìa medicina?, ¿si no hubieran injusticias, habria derecho para la defensa? Ambas carreras acuden a la defensa del ser humano, aunque tambien hay medicina para animales pero como estos son irracionales, les vale chancleta que al final sirvan de comida para zopilote.

Asi es que mis amigos, mis futuros profesionales de la Medicina y del Derecho si no tienen Vocacion y Abnegaciòn mejor no se tiren, que el raspòn serà tan fuerte que ni los paramedicos los podran econtrar. Aprendamos de la filosofia de su maestro Hipocrates y de la dama de la balanza, hagamos el bien sin preguntar a quien.

Juro por Apolo el Médico y Esculapio y por Higía y Panacea y por todos los dioses y diosas, poniéndolos de jueces, que éste mi juramento será cumplido hasta donde tenga poder y discernimiento. A aquel quien me enseñó este arte, le estimaré lo mismo que a mis padres; él participará de mi mantenimiento y si lo desea participará de mis bienes. Consideraré su descendencia como mis hermanos, enseñándoles este arte sin cobrarles nada, si ellos desean aprenderlo.



Instruiré por precepto, por discurso y en todas las otras formas, a mis hijos, a los hijos del que me enseñó a mí y a los discípulos unidos por juramento y estipulación, de acuerdo con la ley médica, y no a otras personas.


Llevaré adelante ese régimen, el cual de acuerdo con mi poder y discernimiento será en beneficio de los enfermos y les apartará del perjuicio y el terror. A nadie daré una droga mortal aun cuando me sea solicitada, ni daré consejo con este fin. De la misma manera, no daré a ninguna mujer pesarios abortivos. Pasaré mi vida y ejerceré mi arte en la inocencia y en la pureza.


No cortaré a nadie ni siquiera a los calculosos, dejando el camino a los que trabajan en esa práctica. A cualesquier casa que entre, iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción, y de lascivia con las mujeres u hombres libres o esclavos.


Guardaré silencio sobre todo aquello que en mi profesión, o fuera de ella, oiga o vea en la vida de los hombres que no deban ser públicos, manteniendo estas cosas de manera que no se pueda hablar de ellas.


Ahora, si cumplo este juramento y no lo quebranto, que los frutos de la vida y el arte sean míos, que sea siempre honrado por todos los hombres y que lo contrario me ocurra si lo quebranto y soy perjuro.



¿SERA CIERTO ESTO?
JURO DEFENDER LA CONSTITUCION DE LA REPUBLICA Y SUS LEYES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

Hondureños denuncian que EEUU avala ‘fraude’ en presidenciales

Seguidores del opositor Salvador Nasralla denunciaron que EE.UU. avala el ‘fraude’ en las presidenciales del 26 de noviembre a favor del m...