viernes, 17 de septiembre de 2010

BENDIGAMOS SU VIDA Y SU EJEMPLO

Que preciosas las caritas de nuestros niños, cuando reciben el pan del saber de parte de los que dicen que enseñar es un apostolado; esa sonrisa es el sueño de la esperanza de nuestra juventud, cifran su futuro en una mejor vida de una educaciòn con calidad.

En este dia del Maestro, pero del que enseña debemos elevar el estro, los que con su vida y su ejemplo nos dan la pauta de ser los forjadores del mañana en Honduras. Solo recuerdo y rindo un honor y tributo a mis queridos maestros especialmente del Kinder de la Inmaculada Concepciòn, a los de la Escuela de Ensayo "Dionisio de Herrera", del Instituto Central "Vicente Caceres" y de la Universidad Nacional; y de todos aquellos insignes maestros sin màcula que dieron parte de su vida en los demas centros educativos del paìs.

Unos que ya partieron al limbo de la gloria del Altisimo, otros que descansan en sus hogares por la dura jornada de toda la vida y otros que se resisten a dejar las aulas, por ser su segundo hogar; todos con la misma paciencia, con amor entrañable en cada uno de sus pupilos, dejaron marcada la huella de su labor en el rostro y el corazòn, de quienes pasamos por sus aulas y ser los profesionales que ellos siempre soñaron a base de su sacrificio y el nuestro;  esa labor de nuestros maestros  nos ha encumbrado  a enseñar a otros y demostrar que fuimos capacitados con una educaciòn de altura.

Honores donde se encuentre, a mi querida maestra de la primaria doña Cristina Duncan Bertetty ; al maestro y amigo que me encaminò en la musica Valdemar Portillo Mejia, al recordado don Manuel de J. Bueso columna de mi vida estudiantil centralista y al doctor Elio David Alvarenga y al profesor Zuniga conocido como "chilillo" (mil disculpas), ambos en la educacion universitaria; y a todos mis maestros que me dieron un trato preferencial por ser el "fregon" de la clase.

Bendigamos su vida y su ejemplo como lo escribiò don Miguel Morazan y le diò sus notas don Ignacio Galeano. Es menester de todos los seres humano brindar palabras de bendiciòn a todas las personas y en el campo que nos ocupa a los maestros, indistintamente de lo que hagan malo o bueno, que den clases o no, que protesten o se queden sentados o que les paguen sin dar clases; de todas maneras debemos bendecirlos; pero en eso de seguir su ejemplo hay mucha tela que cortar; esto lucia en aquellos dorados tiempos cuando la educaciòn valia. En la escuela como nuestro segun hogar, nos moralizaban con buenos modales y reglas de cortesìa, nos enseñaban a respetar a nuestras autoridades, a los simbolos patrios (hoy la bandera la usan como cobija o como capa los mismos maestros) los cuidados con la naturaleza, la flora y la fauna y principalmente el amor a Dios; honrar a la patria en su cumpleaños era toda una fiesta civica, veiamos la calidad humana de nuestros maestros y su paciencia de paso a paso en nuestra enseñanza; la educaciòn de hoy es a control remoto y el tiempo no se ajusta, para brindar todo un programa anual en virtud de las multiples "asambleas informativas" que roban tiempo de calidad a nuestros jovenes, a quienes al final de la jornada se les exige investigar y completar centenares de preguntas de las famosas "guias de estudio"; esto de las guias yo  comprendì en mi tiempo que estas nos daban las pistas para comprender mejor lo ya estudiado en el aula de clase, pero no de la forma en que lo imparten a quienes debemos bendecir y a seguir con su ejemplo.

No estamos en contra de las luchas por las conquistas sociales, pero si que nos roben el tiempo de calidad dedicado a la educaciòn; que culpa tienen nuestros niños y jovenes de la hecatombre magisterial, asì como tampoco tienen culpa los estudiantes universitarios de los desastres politizados de la educaciòn superior, altamente sindicalizada. Podemos bendecir su vida pero no asì su ejemplo; eso lo podemos hacer mis ex-compañeros y yo con aquellos hombres y mujeres que se fajaron, por darnos lo mejor de ellos y hacernos hombres y mujeres de bien, cada quien con sus limitancias y debilidades, pero buenos hondureños.

Yo como padre de familia aspirarìa que un dia, nuestros hijos tuvieran una educaciòn de calidad, tal como la recibimos nosotros; o ¿serà que educaciòn de calidad es la que se entrega hoy dia a base de computadoras, celulares, medios electronicos como los proyectores y otros medios audiovisuales?; esto es tecnologia con todo y sus programas propios de la era moderna y muy buenos para complementar la enseñanza; pero lo que està en las habilidades a quienes debemos bendecir su vida y su ejemplo no està acorde con lo que nosotros aspiramos para nuestros hijos. Hoy nuestros jovenes ya practican las "asambleas informativas" por su bono escolar o por el pago de sus becas, o por la matricula gratis; porque eso es lo que ven en los espejos magisteriales y entonces ¿como vamos a bendecir su ejemplo?

De todas maneras cada quien su mania, hacen el esfuerzo de estudiar en las Escuelas Normales o en las Universidades Pedagogicas este apostolado; donde los futuros profesores, licenciados o masters, entran con su mente virgen y despierta a enfrentarse a algo que ni siquiera pasò por sus mentes, desde el momento en que Dios puso en su pensamiento el "don de enseñar".

Bendigamos su vida y su ejemplo a los maestros ilustres y a aquellos con honrosas excepciones, caminando resueltos al Tabor; que han cultivado la sabia simiente, laborando constante y con calma, iluminando del niño la mente, llegando a transformar su cuerpo y su alma y a aquellos de quienes no debemos bendecir su ejemplo, les decimos que "formen una fila" y "hagan distancia" que ¡Adelante les dice el pasado! y ¡ Adelante grita el porvenir! que conjuren la viciosa amenaza del ambiente ingrato y artero, luciendo victorioso y austero de virtud, su noble coraza.

Gloria a ti abnegado mentor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

Hondureños denuncian que EEUU avala ‘fraude’ en presidenciales

Seguidores del opositor Salvador Nasralla denunciaron que EE.UU. avala el ‘fraude’ en las presidenciales del 26 de noviembre a favor del m...