domingo, 24 de octubre de 2010

HONDURAS Y SU LEY EVANGELICA

BREVE EXTRACTO
La ley marco de la Iglesia Evangélica recientemente aprobada en Honduras reconoce a la Iglesia Evangélica como iglesia y no como entidad no gubernamental, exonerando a estas agrupaciones religiosas de pagar impuestos, y permitiéndole fundar colegios propios.

Más preocupante aún es que ahora se permitirá a los pastores evangélicos ser candidatos a cargos de elección popular, lo que es nocivo para un estado laico.

Los evangélicos argumentaron querer tener los mismo derechos, o mejor privilegios, que la Iglesia Católica. Lo más sano para la sociedad es que ninguna religión tenga privilegios, ni exenciones de impuestos. ¿Por qué una organización religiosa ha de tener prevendas que una organización cultural, artística o científica? ¿Por qué le da la sociedad prevendas y exenciones de impuestos a la religión y no a la ciencia, la tecnología y las artes?

Centenares de sectas religiosas quedarán actuando en forma clandestina si no están aglutinadas en la Confraternidad Evangélica de Honduras, cuyo marco regulatorio fue aprobado ayer por el Congreso Nacional.

Los congresistas aprobaron en tercer debate la Ley Marco de la Iglesia Evangélica de Honduras, cuyo objetivo es que estas organizaciones religiosas sean reconocidas como iglesias por el Estado de Honduras y no como organismos no gubernamentales.

Mediante la ley aprobada se otorga a la Iglesia Evangélica de Honduras su personalidad jurídica, garantizando con ello el ejercicio de la libertad de culto y de asociación, como lo manda la Constitución de la República.

Según los dictaminadores, el proyecto presentado por la Confraternidad Evangélica fue modificado sustancialmente. Le fueron eliminados 59 artículos que pasarán a formar parte del Reglamento de la ley aprobada.

Además, se procuró equilibrarla de tal manera que tenga los mismos reconocimientos que tiene la Iglesia Católica.

Otras iglesias

Se informó también que se está preparando la Ley Marco que regulará el funcionamiento de otras denominaciones religiosas, entre estas los Rosacruces, Los Nósticos, Los Masones, Los Testigos de Jehová, la Iglesia de los Santos de los últimos Días, y los Adventistas, que no están aglutinadas ni en la Confraternidad Evangélica ni en la iglesia Católica.

La ley permitirá que los evangélicos que ejercen cargos directivos, pastorales y ministeriales puedan participar en actividades políticas y ostentar cargos de elección popular, habiendo renunciado un año antes de su participación.

Este aspecto quedó regulado en el artículo 66 de dictamen que reformó el que contenía el proyecto de ley, al cual le dispensaron dos debates, a solicitud del diputado Mario Alexander Barahona, quien además es miembro de la Iglesia "Mi Viña".

Derechos similares

El presidente del Congreso, Juan Hernández, presidió la sesión en la cual los diputados discutieron ampliamente el marco regulatorio que regirá a la confraternidad, a la que le han otorgado derechos similares a los que goza la Iglesia Católica.

Hernández informó que el acuerdo al que llegaron a nivel de comisión de dictamen fue dejar para el reglamento una serie de situaciones que estaban en el dictamen que discrepaba la Iglesia Católica.

Prácticamente los cuestionamientos fueron muy pocos y redundaron sobre las exoneraciones que se le atribuyeron a las iglesias organizadas, pues algunos legisladores consideraban que al exonerarle de los tributos se les estaba dando un "cheque en blanco" a las iglesias.

Se les exonera del pago de impuestos, tasas y sobretasas tales como: impuesto sobre la renta, impuesto sobre ventas, impuesto de tradición, los relativos a la importación de bienes y servicios. Tales exoneraciones serán de conformidad con lo que dispone las leyes, reglamentos y resoluciones sobre esta materia, como competencia de la secretaría de Finanzas.

También quedaron consignados los derechos que ya establece la Constitución de la República y las otras leyes.

Pastores y ministros podrán optar a cargos de elección popular

El Congreso Nacional (CN) aprobó ayer en tercer debate la Ley Marco de la Iglesia Evangélica de Honduras que establece el marco de regulación a las iglesias aglutinadas en la Confraternidad Evangélica de Honduras, cuyos representantes aportaron sus conocimientos y despejaron las dudas de los diputados.

La ley permitirá que los evangélicos que ejercen cargos directivos, pastorales y ministeriales puedan participar en actividades políticas y ostentar cargos de elección popular, habiendo renunciado un año antes de su participación.

Este aspecto quedó regulado en el artículo 66 del dictamen que reformó el que contenía el proyecto de ley al cual le dispensaron dos debates, a solicitud del diputado Mario Alexander Barahona, quien además es miembro de la Iglesia “Mi Viña”.

fuente: Blog-sin-dioses.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

Hondureños denuncian que EEUU avala ‘fraude’ en presidenciales

Seguidores del opositor Salvador Nasralla denunciaron que EE.UU. avala el ‘fraude’ en las presidenciales del 26 de noviembre a favor del m...