miércoles, 10 de noviembre de 2010

CORRIDA DE TOROS EN LA DEI

Ya se habia tardado el "ministro director" de la DEI correr empleados, lo perro que los corridos son del mismo partido nacional; personal de muchos años de experiencia; pero la politica asì es, aunque no haya pisto para prestaciones ellos se los echan, aunque tengan que soportar las demandas de lo contencioso y el Estado pierda millonarias cantidades de dinero, para el pago de cargos judiciales y de honorarios a abogados; a estos señores no les importa meter activistas sin experiencia y que vengan a darle vuelta a las normas establecidas; crear cargos que ni por cerca se encuentran en el organigrama institucional, solo por el hecho de llenar u ocupar los espacios politicos y a sangrar al pueblo con estas aberraciones laborales.

Yo no digo que los empleados no deban sujetarse a los cambios radicales de los politicos; pero por lo menos capacitar al nuevo personal en las labores que dejaran los cesanteados; los meten como borregos, y asì de la misma forma como vacas los mandan a las calles a realizar operativos preventivos, sin saber ni el contenido de las leyes tributarias y aduaneras; esto es lo de nunca acabar; si hasta que se decidieran a tener empleados mecanizados (robots), estos necesitan de aceite y mantenimiento para poder movilizarse, no digamos lo que hacen con los pobres empleados; desde conserjes, motoristas, secretarias y otros cargos de primera categoria.

La cosa es, que los sobres blancos no es de extrañar; ya medio mundo en todo el gobierno debe estar preparado para estos casos, pero se confian de que "estamos en el poder", cual poder; el de los grandes talvez, o que "yo vote por fulano de tal", aunque sea del partido de gobierno, se van de mojados y a veces sin un cinco; el acuerdo de cancelacion: " Gracias por sus servicios prestados y que le vaya bien".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...