lunes, 8 de noviembre de 2010

DISTRITO CENTRAL: RADIOGRAFIA ENTRE LA CALAMIDAD Y LA BASURA

Tegucigalpa y Comayaguela; forman el Distrito Central lo que en su conjunto se llama: La Capital de la Repùblica, pero otros no lo toman o reconocen asi, estos dicen que Tegucigalpa es la capital, aunque la alcaldia juridica dice ALCALDIA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL, no dice alcaldia de Tegucigalpa.

Bueno sea como sea, el Distrito Central ayudado por sus aldeas y caserios son un completo promontorio de basura y deterioro en todas sus partes; como creen ustedes que yo puedo hablar bonito de estas dos ciudades separadas por el rio choluteca, alli dejè mi obligo en el hospital san felipe de Tegucigalpa, pero no puedo comentar lo contrario, pese a que hay muchas construcciones de grandes edificios en zonas privilegiadas de ambas ciudades; alli no puede andar un chuña, un chiclero o achin que vende armarios a domicilio, ni mucho menos el que vende hot dog; alli cabe solo la crema y nata y los hijos de papa y mama; en estos lugares es donde se pinta y se hace los colochos Ricardo Alvarez "dizque proximo presidente de Honduras" cuando vienen personalidades a visitarnos y los cruza por estas beldades de calles, avenidas y bulevares. Es bueno el progreso de mi capìtal pero que todo sea parejo.

Crucece usted por la ciudad martir de Comayaguela, donde se genera la mayor riqueza de la capital; donde se origina el mayor volumen de impuestos municipales, pero tambien observe como estan esas calles, esos barrios; lo mas bonito que esta ciudad tiene es el edificio anexo del Banco Central y uno que otro edificio comercial; de alli vayase por la zona de los mercados, por la chivera, por los profesores, por el zonal belen, por el carrizal, por las colonias del berrinche; las orillas del cementerio general, la primera y segunda avenida; la calle del antiguo cine Hispano, la septima avenida; todas quebradas, con semejantes juracos por el paso del tiempo; parques destruidos como el famoso parque de La Libertad, el paseo El Obelisco a oscuras y donde deambulan a parte de los delincuentes, trinqueteros, requinteros, abre carros y asaltantes; los travestis, hombres y maricones vestidos de mujer proponiendose al mejor postor.

Puentes sin iluminacion donde los peatones son expuestos a la delincuencia; basural y desagues de caca a la orilla de los rios y quebradas, covachas y milpas en los cerros de su alrededor y aquel enjambre de taxis y buses urbanos con choferes y cobradores abusivos y mal olientes; toda esta periferia adornada con los negocios adoradores del dios baco; ventas de comidas mosqueadas e insalubres; mientras en los antros donde moran los politicos, creando e inventando leyes que jamas se cumpliràn y que al final sirven de papel higienico o para fabricacion de cohetes; enganchando al pueblo para que sigan votando por ellos y asì continuar con la piñata, haciendo que estas ciudades y otras del paìs se sumen entre la basura y la calamidad.

Mientras en la Tegucigalpa bella, la Tegucigalpa amada, la Tegucigalpa linda (palabras de EAL por Choluteca) se confunde lo tradicional, lo clasico y lo moderno con las joyas arquitectonicas de antaño; unas ya desaparecidas y otras en vias de extincion; esta es la ciudad de la oligarquia y Comayaguela, la ciudad de la pobreria.

Dese una vuelta por las aldeas del Distrito Central, le aseguro que con todo y sus pobrezas los alcaldes auxiliares las mantienen aseadas y serà que el precioso alcalde de lujo, nacido en cuna de oro no puede imitar estos ejemplos; estas aldeas tambien tienen necesidades basicas de comunicacion, de tener buenas calles; pero como sus habitantes son pocos no les importa vivir de la forma que viven y se acostumbran a su vida cotidiana; otros creen que la capital es un lecho de rosas, mal venden sus tierras y se van a rodar, pero a rodar de verdad; porque si no se los chupa la bruja sin trabajo, se los lleva el rio.

Esta es la triste imagen del Distrito Central; ciudades por la cual se han escrito grandes historias; poetas, escritores, musicos, artistas y grandes familias que vivieron sus epocas de gloria en Tegucigalpa y Comayaguela; hoy convertidas en una pesadilla por la mayoria de los alcaldes, que de todos no hay ni uno por el cual se puede dar una estrella; pues unos han empeñados los edificios publicos y los mercados, para pagar sus planillas de chamberos activistas y paracaidistas o a sus mujeres con sus hijos; otros se han alzado con grandes fortunas provenientes de las donaciones o emprestitos de organismos internacionales; otros, simplemente han agachado su cabeza como el chancho y no ver al futuro y otros se han entregado como si fueran hetairas a los corruptos y se han dejado corromper; esto es el Distrito Central, esta es la mejor radiografia que se puede sacar entre la basura y la calamidad en la que vivimos. VIVA LA PACHANGA ¡¡¡NO HAY ALCALDE EN EL PUEBLO!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...