martes, 21 de diciembre de 2010

NUESTRAS COSTUMBRES NAVIDEÑAS

Y que chelones los canijos, como diciendo "vemelas". ¿Ya mataron ustedes a sus chanchitos, a los jolotes, a los patos, a sus gallinas o a sus ovejos?, si estan muertos para comerlos mejor.

Pero como en la mayoria de los paises latinos la costumbre es la de comer cerdos en todas sus presentaciones, por eso les pregunto; los gringos, canadienses y europeos acostumbran el jolote (pavo) y uno que otro ricachòn; pero en Honduras la tradiciòn es el nacatamal, de todas maneras tienen que llevar carne de chancho o de pollo, adornado con hierbas aromaticas, y otros condimentos; saborearlos con cafè, porque si usted se zampa leche con tamal, ai me cuentan despues.

Otra costumbre que tambien en algunos lugares las elaboran en la semana santa; son las torrejas ya sea de pinol, de bolillos o de pan blanco y al que no puede, de tajaditas de aire.

En otros lados se preparan mistelas, rosquillas en miel, encaramelados, pan de casa y otros solo usan la navidad para bailar bien sobados a costillas del alcohol y las cervecitas heladas. Pero hay otros lugares en que los "audaces", acostumbran a la tronadera de la polvora de cinco dias antes de la nochebuena, sin importarles que los chigüines se quemen la manos y las patas.

Ocurre que en algunos pueblos se realizan misas a los santos peregrinos y al niño del pesebre, son mas romanticos, pero nunca les falla la taza de cafè o el "octubre" para bajar del cielo a quienes les rezan.

Al pasar la epoca de la natividad; las tradiciones vuelven pero con mas buya; pues se avecina el año nuevo y a despedir al viejito con todas sus malandanzas, con todas sus pobrezas y todas sus aventuras; todos los hoteles cinco estrellas, restaurantes y otros achines festejan a lo grande, esquilmando los bolsillos de los que pueden pagar miles de lempiras por una noche de refuego; abundan las barenas y los limones; la musica de despedida del año viejo se oye a todo mecate y las "campanas de la iglesia estan sonando" a la media noche.

Estas son las tradiciones de nuestros pueblos, donde unos al calor de los tragos hacen el ridiculo con bailes raros, hacen  todo tipo de muecas y musarañas al cual mejor, para agenciarse el adepto de las jovencitas; pero tambien hay hogares que simplemente sin ninguna fanfarria celebran el advenimiento del Salvador del Mundo y de igual forma el año nuevo, amanecen frescos como la lechuga, sin ardor de timba ni resacas o goma; con mas animo de seguir trabajando por estos paises, contrario a otros que creen que la nochebuena y el fin de año, sigue todos los dias hasta que la muerte los separe.

Vamos a comprobar este año, cuantos por sus descuidos y desmadres, dejen de tomar cafè para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...