lunes, 24 de enero de 2011

Posición del FNRP ante a las reformas al artículo 5 de la constitución rota, impulsadas por el congreso de facto

La refundación de Honduras a través de una Asamblea Nacional Constituyente originaria, popular y participativa, es el camino que el pueblo se ha trazado par construir un Estado de derecho que garantice el bienestar de todas y todos y nos permita una sociedad verdaderamente democrática e incluyente. Esa lucha es un reclamo irrenunciable que avanza con el respaldo de la gran mayoría de la población y se plantea como única posibilidad para la instauración de un pacto social que permita las transformaciones estructurales que requiere nuestra sociedad en crisis.

Ante esta realidad, el congreso de facto ha aprobado las reformas al artículo 5. Con ellas se intenta dar un rostro de apertura y democracia al régimen y mediatizar el reclamo de una Constituyente originaria.

La campaña propagandística que muestra las reformas como un éxito de la participación, oculta las restricciones con que se llevarían a cabo las propuestas del pueblo, y, lo que es peor, omite los fraudes que podrán montar si se utiliza la misma estructura corrupta del TSE para la consulta popular y así allanar el camino a la aplicación renovada del modelo neoliberal. Lo que ha quedado demostrado con la inminente aprobación de la “ciudades modelo” que no es mas que los planes de la expansión del imperialismo sobre los estados fallidos con lo que entregarían la soberanía nacional al capital extranjero.

No obstante estos manejos amañados, las reformas son esencialmente el reconocimiento obligado de un derecho inalienable del pueblo a participar, a opinar, a ser consultado, a tener vos y voto en la vida de la nación. En ese sentido, las Reformas que el congreso de facto aprueba representan una rendición de la oligarquía frente a la justicia de los argumentos de la Resistencia, sostenidos por más de 18 meses de lucha continua. Al mismo tiempo, las reformas constituyen una aceptación total de la ilegalidad del golpe de Estado contra el gobierno democrático del Presidente Manuel Zelaya.

El Frente Nacional de Resistencia Popular propone cambios profundos basados en la voluntad irrestricta del pueblo que vayan más allá de reformas o voluntades temporales que puedan ser revertidas por la misma clase social que impuso una dictadura.

Hacia el 26 de febrero, el FNRP esta desarrollando una intensa actividad asamblearia en todo el país y desde todos los sectores sociales y políticos para fortalecer la unidad en la diversidad de nuestras fuerzas y establecer una estrategia de lucha política que se convierta en la propuesta para el retorno a la democracia.

Mientras la oligarquía usa el derecho a la participación del pueblo como un lema para mejorar el perfil de futuros candidatos presidenciales, y como un señuelo para negarle la tierra a los campesinos para municipalizar y privatizar la escuela publica para ocultar los asesinatos y los crímenes y la persecución contra los miembros de la Resistencia; nosotros continuamos en la construcción de poder popular a través de la organización, la formación y la movilización.

¡Vamos por la refundación de Honduras!

¡Resistimos y Venceremos!

Frente Nacional de Resistencia Popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...