martes, 3 de mayo de 2011

COMO NOS DUELE........PERO TA BUENO


Cuando uno està cipote le meten unos cuentos ya no de camino real, sino de purisima fantasia y todos encaminados a ver en las portadas y las paginas de los cuentos escritos, aquellos grandes carruajes; persona bellamente ataviadas, mujeres con vestidos largos y hombres de frac, con pelucas en sus cabezas; ni los caballos se salvan de galopar bien adornados sus pecheras, sus crines y hasta la cola bien recortadira como a la media brox.

Pues uno de cipote o de niño pues para que se entienda, queda ilusionado y sueña que dentro del carruaje en vez del principe o el rey, es uno el que anda dentro del mismo; otros sueñan mas torpemente en ser los caballos del rey ya de perdida y otros mas audaces se creen los bufones de la corte (pero no la de Honduras).

Hoy observamos con gran melancolìa como se pavonean esos grandes nobles de España, de Inglaterra y de otras latitudes donde se desarrolla la monarquia; sin pensar que parte de los tesoros con los que cabalgan fueron sustraidos de estas tierras, desde que los colonizadores españoles, ingleses o franceses nos invadieron; se llevaron a nuestras mujeres y nuestro rico tesoro nacional; dejandonos bien enganchados con unos pedazos de vidrio para vernos la cara de pendejos; otros nos pajearon con una cruz torcida como ejemplo o señal de que ellos estuvieron aqui.

Esa es la realidad de lo bonito que se ven esas bodas reales sin ponernos a analizar, como parte de nuestros tesoros forman hoy parte de sus museos; en algunas urnas dice: "Esto es proveniente del paìs de las honduras de los tontos". Es una verguenza que medio mundo dejò de trabajar para ver la boda real sin ponerse a cavilar lo que aqui se escribe; solo hubiera faltado que para matar dos pajaros de un solo tiro Pepe y su pandilla hubiere sido parte del cortejo real y de la beatificacion de Roma.

Habemos hondureños que aùn vivimos de los cuentos reales que nos contaban nuestros abuelos y que los niños de nuestra epoca ya no creen ni en san nicolas; pues algunos ni durmieron para desvelarse viendo semejante cosa; que me importa que se casen mundo con raimundo; que me importa la realeza y la monarquia con la que joroban a los que dicen ellos plebeyos; los nobles  son parasitos de los estados por si usted no lo sabia; para eso mejor me quedo viendo las torturas y las gaseadas que le dan a este pobre pueblo; pero espero la mañana para darme cuenta.

Como nos duele que nuestros ancestros hubieren sido tan timidos ante las falacias de los colonizadores y tan avarientos de obtener "espejitos" a cambio del oro, de la plata y de las mujeres; pero ta bueno que nos pase, porque esto no ha cambiado; aun tenemos compatriotas avarientos que por cinco mil pesos venden sus tierras a extranjeros o los gobiernos venden las islas a cambio de nada; pero ta bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...