miércoles, 3 de agosto de 2011

AVENTURAS DE JORGE MONTENEGRO (HONDURAS)

El hombre que vivió con una mona

Actualmente en Estados Unidos se anda en busca del famoso Yeti, supuestamente mitad mono y mitad hombre, dicen que se parece a MIcheleti. Se han mostrado fotografías y filmaciones de la mencionada criatura, le han colocado trampas

San Pedro Sula, Honduras 19.03.2010
Jorge Montenegro
redaccion@laprensa.hn

En La Gaceta oficial de Honduras editada en la ciudad de Comayagua del 1 de julio de 1869, en el número cuatro, apareció una información que fue motivo de controversias y de las más variadas opiniones. La compartimos con los lectores de Diario LA PRENSA no sólo porque se trata de algo insólito para aquella época y para la nuestra, sino por curiosa.

Por cartas y referencias de correos llegados de Olancho y específicamente de Yocón se supo que las autoridades del lugar habían logrado rescatar a un hombre que había desaparecido por espacio de 13 años y a quien encontraron en una cueva de la montaña con cinco hijos, los que había tenido con una mona de enorme tamaño. Casos parecidos a éste que ahora nos ocupa han sido reportados en diferentes lugares del mundo y han dado pie a argumentos de películas, como Tarzán, que fue criado por unos monos en África, un caso auténtico que fue enriquecido por la imaginación de un escritor y luego llevado a la pantalla con el titulo de “Tarzán, el hombre-mono”. Pero volvamos al caso descubierto en nuestro país:

Según La Gaceta oficial, es el hecho que el tal hombre era aficionado a la cacería. Al internarse en la montaña detrás de unos venados fue sorprendido por una mona de gran tamaño, quien lo atrapó y lo llevó a la cueva, en donde permaneció en completo secuestro y aunque intentó evadirse de tan ingrata mansión, no lo consiguió, pues la fiera le daba alcance y le infligía un dolorísisimo castigo de arrancarle por mechones el cabello. Imagínense ustedes a ese desventurado y horrorizado cazador obligado a tener relaciones sexuales con aquel animal. Desesperado, quien sabe cuántas veces salió corriendo de la cueva, siendo alcanzado rápidamente por la enorme mona.

Sigamos con la nota aparecida en La Gaceta oficial de 1869: Muchas personas del lugar escuchaban los gritos del hombre, pero nadie se aventuraba a acercarse a la cueva porque también escuchaban los gruñidos de un extraño animal. Fue hasta que varios elementos de la autoridad tuvieron el suficiente valor de llegar a la cueva, nos imaginamos la escena.

- Sargento, la gente dice que siguen escuchando los gritos desesperados de un hombre que salen de la montaña.
- Así es soldado, en más de una ocasión se nos ha reportado ese caso. Al principio creímos que se trataba de una mera especulación o de la imaginación de los lugareños, pero han venido personas serias a contarnos de esos gritos.
-¿Qué vamos a hacer, mi sargento? La gente está esperando una respuesta.
- ¿Ah sí? Bien, vamos a escoger a los hombres más valientes con los que contamos y mañana muy temprano emprenderemos el viaje hacia la montaña. Encárguese usted de escoger a esos valientes. -Como usted ordene mi sargento.

-Vamos a ir bien armados porque no sabemos a qué nos vamos a enfrentar, parece que escuchan como una especie de gruñidos cuando ese hombre se lamenta.

-Así es mi sargento, una comadre mía que vive por esos lados dice que da lástima escuchar los desesperados gritos del infeliz. En este momento voy a escoger los hombres de más valor del destacamento, señor.

-Muy bien, listos para el viaje de mañana.
Varios elementos conocidos por su valor emprendieron el viaje a la montaña en las primeras horas de la mañana, se trataba de un sitio casi inhóspito de aquella montaña de Yocón.

Como dice la información, ningún ciudadano tuvo el valor de averiguar qué era lo que sucedía en la montaña, por tal razón acudieron a las autoridades en busca de ayuda. Al llegar se llevaron la sorpresa de su vida: dice que los hijos de tan repugnante unión tienen la parte superior del cuerpo de semejanza humana y la inferior, como de mono.

Piensen ustedes, queridos lectores, en los rostros de esos hombres cuando descubrieron esos seres mitad hombre y mitad animal, se llenaron de pánico a pesar del valor que afirmaban poseer, pero leamos el final del informe de La Gaceta. Se agrega que el hombre estaba tullido a consecuencia de la reclusión y la mala calidad de alimentos, y que la mona ha sido capturada. En el extraño suceso aparecido en La Gaceta oficial sobre hibridación humana se afirmaba que era fácil concebir los tormentos y las privaciones que debió experimentar ese desgraciado hombre.

Actualmente en Estados Unidos se anda en busca del famoso Yeti, supuestamente mitad mono y mitad hombre. Se han mostrado fotografías y filmaciones de la mencionada criatura, le han colocado trampas, le han seguido la pista y hasta el momento no han podido capturarla.
Mencionamos esto porque se asemeja al caso de Honduras ocurrido en una montaña, específicamente en Yocón. El hombre que vivió con una mona es un caso que anduvo de boca en boca en nuestro país, pero se fue perdiendo en el tiempo hasta que encontramos los datos en La Gaceta oficial de 1869 y lo divulgamos. Muchos al conocer este escrito dijeron que los que publicaron eran unos bromistas, pero la gente del lugar donde ocurrieron los hechos asegura que lo relatado ocurrió en realidad. Así que ahora están enterados del extraño caso del hombre que vivió con una mona. 
 Mas bien yo cre que era Micheletti

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...