lunes, 26 de septiembre de 2011

LA BURBUJA SOBERANISTA

Un libro compuesto bajo el signo de la urgencia, cuando más duelen los golpes de la crisis económica, y sus consecuencias sobre el empleo, el bienestar o la cohesión social. Centrado, sin embargo, en los efectos más morales de una crisis que desborda a los actuales percances económicos y se extiende sobre la entera idea de sociedad y de ciudadanía. Y de todos los efectos morales, los que se sienten como más cálidos y pegados al corazón humano, los más dolorosos, por tanto: los que afectan a la identidad, es decir, a la lengua, la religión, la cultura, la imagen que cada uno de nosotros nos hacemos de nosotros mismos.

El objeto que el autor ha escogido para armar su libro es también un antagonista: no quiere exaltar la identidad, sino combatirla; tampoco preservarla, sino fragmentarla y multiplicarla; y ni siquiera mantenerla como concepto, sino sustituirla por los de ciudadanía y pacto republicano, equilibrio de deberes y derechos entre iguales. Parte para ello de lo más próximo: las más recientes tensiones españolas a propósito y como consecuencia del Estatuto catalán y de sus avatares jurídicos; pero llega hasta lo más lejano, la fórmula de hierro que combina la impugnación de la política con un neoliberalismo extremo además de la politización de la religión y el rechazo del extranjero, tal como aparece en los populismos rampantes de Europa y Estados Unidos.

Pensado desde unas referencias culturales y políticas inequívocas, las del catalanismo autonomista, este libro circula en dirección exactamente contraria a la deriva independentista adoptada por el catalanismo mayoritario pujolista y también en discordancia con el endurecimiento anticatalanista de la política española. En realidad, contra los dos nacionalismos catalán y español, que se reatroalimentan uno a otro incluso cuando se camuflan y no quieren aparecer como tales.

Es también un envite valiente y contundente, desde la tolerancia y la lealtad, a favor de un nuevo entendimiento. “La independencia no es para mí ni un somni (un sueño) ni un malsón (una pesadilla), sino un miratge (un espejismo”. Esta crisis que favorece a las identidades unívocas es también una burbuja, pero no hay que esperar pasivamente a que se deshinche sola sino que hay que pincharla.

(Reseña del libro de Rafael Jorba ‘La mirada del otro. Manifiesto por la alteridad’, publicada en Babelia el pasado sábado, 17 de septiembre)

LA CUBA QUE NO CAMBIO


Dicen los que saben de esto que la mejor fotografía llega cuando has tirado decenas, cuando el protagonista anda cansado y ya no ve la cámara. Como si no estuviera. Este es el ritual de Ernesto Bazán (Palermo, 1959): primero un poquito de ron para la Pachamama, la tierra. Luego, otro poquito para sus cubanos, los que fue a ver al campo. Y para él. Tercero, el puro de Fidel. No el del traje oliva, sino Fidel Rodríguez, uno de esos amigos de la provincia de Pinar del Río que, sin falta, iba cada día hasta la choza donde guardaba su tabaco para liar un buen habano. "Fumaba, bebía y, después, fotografiaba", recuerda Bazán con una sonrisa que se escucha a través del teléfono. El resultado: instantáneas de "amigos", no de "desconocidos". Y un libro con 88 fotografías, selección de sus últimos cinco años en la isla (2000-2005), que hoy jueves, a partir de las 20.00, abre sus tapas en la galería madrileña Rita Castellote bajo el título Al Campo (Bazan Photos Publishing).
Las fotos entran por los ojos y cada ojo deja pasar lo que quiere. Una de las imágenes que, a lo largo de Al Campo, entra bien y detiene las páginas inmortaliza a tres guajiros y a una niña en medio de una plantación de un verde intenso, pero matizado por el nublado. ¿Qué queda? El gesto de cariño de la menor, con sus manos a ambos lados del rostro de uno de los campesinos; o la mueca del que no lleva sombrero de paja; el bigotón del que aparece en primer plano con una barba de dos días cerrada, muy cerrada; o las arrugas de cualquiera de ellos, las de esa Cuba pegada a la tierra con poco bamboleo. "Es totalmente diferente a La Habana, es la visión de un lugar ancestral", relata el fotógrafo italiano, exmiembro de la agencia Magnum y ganador del World Press Photo. "Allí no ha cambiado nada desde hace mucho tiempo".

Sicilia, en Cuba
Y eso es lo que el fotógrafo siciliano persiguió durante los 14 años que pasó en Cuba: la cultura que se mantiene aferrada a las raíces, a su tradición. No lo sabía cuando aterrizó por vez primera en La Habana de 1992. Había algo, cuenta Bazán, que le llevaba a esa "niñez siciliana en la que los campesinos le invitaban a un pan con cebolla con un poquito de sal". Algo que le sonaba a su Palermo natal. Y lo retrató -con el permiso de su mujer Sissy y sus dos gemelos- en blanco y negro, como recoge su primer título, BazanCuba, pero también en color. "Fui increíble", continúa, "recordar mi niñez con amigos campesinos. No era solo fotografiar, sino compartir nuestras vidas".

Como lo ha hecho con los 70 estudiantes que han empujado junto a él para llevar a las estanterías Al Campo. Han ayudado a la financiación del proyecto, una suerte de trabajo "coral", explica, sin el que las fotografías no habrían llegado a la imprenta. Ellos y la plataforma estadounidense Kickstarter, a través de la que ha obtenido, con el bolsillo de los internautas, un 25% del dinero que necesitaba.

¿Qué siente ahora que ve de nuevo esas imágenes? "Extraño mucho ese momento de mi vida y el deseo interno me dicta volver, pero soy persona non grata". Bazán tuvo que abandonar Cuba en 2006, acusado por el régimen de impartir clases de fotoperiodismo. "Fue el destino", se aventura a interpretar. El próximo proyecto, ya fuera de ese "baúl de Pandora" donde guarda sus carretes, cerrará la trilogía cubana, de nuevo en blanco y negro, pero ahora en tamaño panorámico.

Fuente: El Paìs. com

UNIDOS EN LA MISMA DIRECCION: AL PODER DE LA NACION

Hace algunos años hubo un eslogan de un candidato presidencial de "empujemos en la misma direccion", pero por cosas del destino vino un cruento huracan y la visiòn se perdiò y comenzamos a empujar para todos lados de la desesperaciòn, el paìs se "quebrò" geologicamente retrocediendo sacrificalmente en su desarrollo veinte años.

Otro candidato decia en su campaña que era la esperanza para el pueblo, unos pocos de su mismo partido auxiliados por empresarios y por vendidos de los otros movimientos politicos, llevaron a cabo un cruento golpe de estado que acabò con su aspiraciòn y no lo dejaron terminar su periodo presidencial, retrocediendo en su democracia tambien casi cuarenta años; con la diferencia esta vez, que despues de tantas luchas del pueblo hondureño en apoyo a su lìder, emergio como el ave fènix el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP); agrupando de esta forma a miles de compatriotas trabajadores, obreros, campesinos, maestros, profesionales, amas de casa; jòvenes y ancianos, etc... todos militantes y que hoy han renunciado de los partidos politicos naturales, quienes poco o nada han hecho por este quebrado pais en su desarrollo y en su democracia.

Como el FNRP y por nuestras leyes caprichosas, no tiene caracter politico para participar en contiendas electorales; despues de muchos obstaculos y analisis naciò lo que hace tres dias se llamò el Frente Amplio de Resistencia Popular, movimiento que sì tienes cualidades politicas, pero por los obstaculos presentados para su inscripciòn y previendo las zancadillas de los mismos de siempre; en una Asamblea en Siguatepeque, se adoptò el nuevo nombre de lucha electoral: PARTIDO RESISTENCIA POPULAR.

Y como en este spot me importa un comino que hayan otros movimientos que se llamen Frentes amplios como el de Andres Pavon; el 28 de junio, liberales en resistencia y otros que son partos del FNRP y que tambien apuestan por el solio presidencial; sin demeritar su trabajo y el de otros aspirantes; es mi obligacion ineludible de llamar a todo el PRP para que unidos sigamos por la misma direcciòn, con el obejtivo del alcanzar el poder de la nacion; con el o la candidata mas carismatico(a), de temple y con valentia y que no le dè temor a los cruentos huracanes y a los golpes de estado y para lograr este objetivo debemos de alejarnos de perjuicios, de prejuicios, ser mas incluyentes, honestos en nuestras apreciaciones y analisis; evitando el racismo que nos puede llevar a cometer apologias innecesarias en contra de nuestros mismos compatriotas, indistintamente de su condiciòn politica, racial o filosofica.

Solo UNIDOS EN LA MISMA DIRECCION PODEMOS LLEGAR AL PODER DE LA NACION.

VIVA EL PRP POR SIEMPRE

Y SEA ESTA


ESTA


O ESTA


TODOS SOMOS PRP

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...