jueves, 14 de junio de 2012

LAS FALDAS DE LA SECRETARIA

No vayan a pensar que nos referimos a una mujer con profesion de secretaria, sino a una secretarìa (con tilde en la "i"). 

Desde el paso del Huracan Mitch por Honduras, se suscitaron ciertos eventos que desencadenaron una tromba economica y social en el paìs, recurrente a la proliferacion de mas vendedores ambulantes en las calles, puentes y edificios publicos de la ciudad capital Tegucigalpa y para lo cual ningun leguleyo alcalde ha podido solventar esta situaciòn; solo se han aferrado al cobro de la boleteria diaria, a darles de toletazos a los buhoneros y sacarles sus tiliches cuando dicen los funcionarios que estan en zonas prohibidas.

Parte de esta problematica se ha acentuado en las aceras del edificio que ocupa la Secretarìa de Educacion, que no parece edificio pùblico sino un mercado; champas al rededor del mismo, aquellos grandes promontorios de basuras, calles cerradas y en fin un solo despije ni remedo de  Ministerio.

Ya se hace necesario sacar de este lugar a esta Secretarìa de Estado, pero como los politicos de turno solo se menean por sus intereses particulares, no les va ni les viene este desorden que afea mas a la destartalada capital de Honduras.

PERRO CON CHUCHO

A cuantos no nos gustan los perros; a unos para tenerlos de mascotas y que duerman en nuestras camas o se echen en los sofas; a otros para tenerlos de guardianes, a otros para echarselos a las gallinas y a otros para cruce de razas.

Hoy en dia en nuestro medio, hay seres humanos que parecen chuchos por la vida que llevan; son desastrosos y su relacion en la sociedad comenzando por sus hogares, como llevando "vida de perro", comen a lo perro, se retuercen como perro y tienen sexo como perro !UY PERDON¡.

Hay veces que de tanto encantarnos los perros, andamos buscando lo mejor que no sea igual al del vecino; una mejor raza, que el chucho no sea muy pequeño pero que no coma tanto. Les ponemos nombres raros como "galletilla", "tucan", "firulais", "fogoncito", "ricarda", "toyita" y en fin tanta tonalidad de nombrecillos; nos encanta comprarles los mejores collares y cadenas, casas y cacerolas especiales y al final no nos acordamos que debemos bañarlos, asearlos, lavarles los dientes y perfumarlos; sino que alli andan los pobres perros revueltos con los chuchos de la calle trayendonos a diestra y siniestra, pulgas, carangas y quien sabe que cosas mas terminando los pobres perros cruzados con chuchos todos llenos de carate.

De la misma forma los humanos tenemos esos defectos de "mejorar la raza" y al final terminamos siendo cruzados como perro con chucho.

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...