viernes, 20 de septiembre de 2013

PERSPECTIVA DE HONDURAS DESDE FUERA



Hola mis amigos; hemos estado de vacaciones merecidas y a la brava, en todo este tiempo (cuatro meses) hemos estado observando los toros fuera del cuadril, poniéndonos a tono de los cachimbeos, las trampas, las triquiñuelas y los desmadres de los políticos; aspirantes presidenciales, unos que ya ganaron las elecciones, otros imponiendo autoridades a la fuerza; tanto latrocinio, homicidios, femicidios, extorsiones, muertos en bolsas, etc…

Qué barbaridad la sociedad en que vivimos, pero esto es culpa de los mismos políticos corruptos, arropados bajo el manto de la impunidad, protegiendo a sus amigos que delinquen solo por agenciarse unos cuantos lempiras; hemos llegado a una situación deplorable, impuesto de guerra a comerciantes, matar por un celular, quemar personas vivas, secuestros y lo peor de todo, que todos son unos angelitos y nada deben por eso andan libres.

Un monstruo dicen ahora será el ministerio público con los fiscales impuestos por los esbirros patanes del partido nacional (discúlpenme las minúsculas pero se lo merecen) hoy si, han adornado su círculo vicioso de poder: la corte suprema de justicia, el tribunal de cuentas, la procuraduría general (que solo es adorno) y ahora el ministerio público y para qué? para no ser perseguidos, no ser acusados y ser protegidos a capa y espada.

Solo en este país se ven estas cosas a vista y paciencia de la comunidad internacional o será que estos forman la comparsa del compadre hablado? Solo Dios sabrá las intenciones malas de estos políticos de pacotilla que nos gobiernan.

Por otro lado anda un fulano construyendo letrinas, medias aguas de casas, dando fogones y ofreciendo fábricas de tortillas, pobre gente tonta que cree que las hojas les caerán del cielo; otro anda con su cara de “yo no fui” ( como de honrado) aquel que decía que “votar por èl era votar por Elvin”; otro que ya se proclama presidente y si no es favorecido se ira a las calles si nunca ha agarrado un arma el ridículo; otros que no huelen ni hieden y otros que no hacen bulla porque a saber que estarán cocinando.

Qué triste la historia de Honduras, cuando acabara este pobre país potrero de sufrir los vejámenes de idiotas políticos, pero lo peor del caso que el mismo pueblo “idiota” (ahí me perdonan a quienes les cae el guante) se presta para hacer más idiotas a los idiotas. Vaya usted a creer y ahora dicen que la guerra de los sirios no carea de sombrero, estamos amolados.
Dios nos guarde de esta hecatombe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...