miércoles, 27 de marzo de 2013

CRISTO VRS VERANO

Como siempre y a cada momento, el ser humano se olvida de las maravillas de su Creador (a quienes creemos en el Dios de la Biblia); cuando estamos en abundancia, con buena salud, con un trabajo exitoso y una vida promisoria; nos olvidamos de las cosas espirituales y nos aferramos mas a las cosas materiales.

 Solo un breve pocentaje de la humanidad se inclina por las cosas de lo alto, por los negocios del Rey de Reyes y Señor de Señores y un alto porcentaje deja de lado los principios que quiza alguna vez, sus padres legaron para sus vidad.

Hoy dia y en tiempos de la Semana Mayor en el mundo Hispano; hemos cambiado a Cristo por un largo tiempo de playa, sol y arena; las iglesias sea cual sea, han quedado vacias; ya no se observa el jolgorio aquel de epocas pasadas, cuando hombres y mujeres sentian y tenian el temor a Dios, manteniendose en recogimiento espiritual en sus hogares y en sus comunidades; disfrutando de las viejas tradiciones. Hoy la historia es otra, todo gracias a la teoria del TURISMO de parte de los gobiernos con el fin de recibir mas billetes, sea cual sea la forma en que los habitantes lo obtengan (prestado, fiado o empeñado).

Todo va cambiando con la modernidad; si a los niños ya no se les inculca el amor a Dios, menos para que le tengan amor a sus padres; los negocios de comercio se derriten tres meses antes con ofertas sin prima en articulos y prestamos para apoyar los viajes de los veraneantes; las autoridades de la salud reparten como pan caliente preservativos en miles de millares y los fabricantes de bebidas alcoholicas hacen pingues negocios con sus clientes, los bebedores de sus productos.

Hemos cambiado la vida cristiana por la vida veraniega; no es que sea malo salir del estress de las oficinas,  trabajos,  la escuela y de la vida cotidiana; pèro es necesario que pensemos un momento de quien dependemos ( a los que creemos que asi es), de donde venimos y cual es  nuestro proposito en la vida; hemos cambiado los rudimentos de la historia y tradicion espiritual, por lo lindo que el mundo nos ofrece.

Ojala Dios quiera que todos estemos con buena salud, gozando una vida plena en estos dias de recogimiento espiritual a quienes lo practiquen de corazon y de igual forma para aquellos que han cambiado sus tradiciones por otra forma de celebrar la Semana Santa y de vivir la vida; que Dios nos cuide a todos por igual y recordemos que nunca podemos comparar a Cristo con el Verano. 

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...