martes, 18 de noviembre de 2014

LA CAIDA DEL PAC

Por: Anselmo Rubio Reyes

El proyecto político que impacto una generación, especialmente de jóvenes, y despertó las expectativas de miles de votantes en las pasadas elecciones, al perfilarse como una alternativa de gobierno de frente al combate a la corrupción, perdió la credibilidad a tan solo ocho meses de figurar en la estructura administrativa actual.

Podríamos atribuirle a la falta de experiencia, pero es más real creer que los diputados electos del Partido Anticorrupción, PAC, viven en otra dimensión social distinta a la que viven sus votantes y los hondureños en general.

Las ridículas iniciativas de Ley propuestas por la bancada, nos hacen pensar que los electores se equivocaron nuevamente y que las esperanzas de promover un cambio a partir del PAC se esfumaron.

Hasta el momento, el PAC no da muestras de ser una alternativa para el combate del bipartidismo pernicioso que ha retrocedido al país a la era cavernícola. Las promesas de liberación que el votante abrazo con grandes expectativas, se pierden en las ridículas propuestas. O en la indiferencia de los diputados ante la problemática que vive el país.

En lugar de pensar en cambiarse el nombre, o de como cantaran el himno nacional este 15 de septiembre, miles de jóvenes que confiaron su voto al PAC, salen de sus casas pensando si volverán con vida. O que comerán con su familia. O como pagaran la renta. Si antes estaban frustrados, ahora con la actuación del PAC se sienten derrotados. Y no es para menos.

Pero los parlamentarios y regidores, son solo una parte del problema en una institución sin cabeza. La inestabilidad política y la carencia ideológica de su máximo líder Salvador Nasralla, que más parece una caja de resonancia, complica el camino tanto en las alcaldías como en el Congreso Nacional. Regidores y diputados no tienen rumbo a seguir y son presa hasta de sus propios complejos.
Es así que en las alianzas en las que el PAC se ha enredado, ha salido mal parado. La falta de una línea ideológica a seguir se ha sentido con mayor fuerza en la sumisa participación de sus diputados, que en comparación con sus colegas de LIBRE y del Partido Liberal se vuelven invisibles mientras las primeras planas se pintan de rojo y negro.

La fuerza con que LIBRE se hace sentir resulta humillante para el PAC. La aplastante maquinaria mediática apoyada por una poderosa derecha conservadora, en su afán de destruir a LIBRE lo vuelven más fuerte. El pueblo ve con buenos ojos la lucha de los diputados socialistas por hacerse escuchar y más aun cuando los vientos soplan hacia la reelección presidencial y una consulta popular en busca de apoyo para un continuismo de derecha.

A estas alturas el PAC no es ni chicha ni limonada. Estará de acuerdo con el continuismo y la consulta popular que antes fue malo y por lo cual se produjo un golpe de Estado, o apoyara las ideas de izquierda con las que LIBRE pretende alcanzar el poder. O bien seguirá con las ideas románticas de luchar contra la corrupción con diputados y regidores sumisos y faltos de sentido social.

Ahora es cuando para dibujar una estrategia de lucha y devolver la confianza de los electores y amigos del PAC. Una estrategia incluyente, no diseñada desde X-O da dinero que ha producido, a nivel nacional, un malestar generalizado. Los líderes que hicieron posible la fundación del PAC y por ende las conquistas de curules y regidurías, están sumamente molestos.

 No se les toma en cuenta. Hay una argolla que decide inconsultamente, nombrando personas sin trabajo político en puestos clave bajo la dirección del señor de la televisión. Nasralla debe entender su papel en la vida real. El dinero es importante, pero NO debe de estar por encima de líderes comprometidos, ni de los votantes que hicieron posible este interesante proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...