lunes, 15 de diciembre de 2014

POSITIVO Y NEGATIVO

Por Emilio Santamaría S.
13 de Diciembre de 2014 


            Empecé a escribir esta columna en el Aeropuerto de las Mercedes (hoy Augusto Cesar Sandino) en Managua, Nicaragua. Viajaba por aquel entonces dos días a la semana a ese país para dictar los Cursos Dale Carnegie y desarrollar el equipo de instructores y la organización que llevaran adelante la operación de estos mundialmente famosos entrenamientos allá. Mientras estaba sentado esperando el llamado a abordar, sentía que debía aprovechar el tiempo. Y decidí comenzar a escribir, a mano, algunas ideas que siempre había tenido sobre una columna que motivara a la gente a ser aún mejor.

            El primer periódico que publicó esta columna fue el diario nicaragüense, ya desaparecido, Novedades. El segundo fue LA PRENSA de San Pedro Sula. Después vinieron otros diarios más, pero LA PRENSA ha sido como el hogar de la columna, y me siento orgulloso de que el diario más importante de Honduras, la publique sábado a sábado. La escribo siempre con cariño y respeto por mis lectores.

            Literalmente la columna se ha impreso miles de veces ya en estos casi 35 años. Los lectores me han distinguido con sus emails haciéndome saber su opinión sobre los temas tratados. Hasta donde he podido les he contestado puntualmente.

            La columna ha sido recopilada en cuatro libros, tres de ellos totalmente agotados, y el último a punto de agotarse también. Este se llama “Lo Mejor de Positivo y Negativo” con los artículos que mi hija Mercy escogió como los mejores que he publicado. Este libro, a solicitud, mi oficina lo ha enviado a lugares tan distantes como Barcelona en España y la Patagonia en la Argentina. Lo hemos hecho llegar a Afganistán a pedido de un lector hondureño allá, y numerosos lectores lo han comprado en las oficinas de Dale Carnegie en Tegucigalpa y San Pedro Sula para enviarlo a sus parientes como regalo a diferentes puntos de los Estados Unidos y el Canadá. 
            Casi al borde de la Navidad y el Año Nuevo, quiero agradecer a mis lectores por el honor que me hacen al leer mi columna, y a los que están comprando el libro para obsequiarlo, mi especial agradecimiento. 

LO NEGATIVO:

Dejar pasar el tiempo sin decir gracias a quienes lo merecen.

LO POSITIVO:

Aprovechar esta oportunidad para agradecer a LA PRENSA y a los miles que leen los temas de esta columna y buscan asiduamente el libro en que han sido recopiladas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...