miércoles, 28 de junio de 2017

FALSA PERSPECTIVA ACADEMICA EN EL S.A.R.

Resultado de imagen para logo del sar honduras

¿Habrá medido las consecuencias en la aventura en la que se embarco el gobierno de la "Vida Mejor" de Juan Orlando Hernandez, en la desaparición nominal de la Dirección Ejecutiva de Ingresos, para darle cabida al nuevo régimen de control fiscal del Estado, llamado Servicio de Administración de Rentas?

¿Sabrán ellos la capacidad que tiene el nuevo personal en la practica tributaria, que dicho sea de paso no es comida de trompudos?

Pues las respuestas las tenemos:

1. Un deficiente servicio desde que abrió las puertas al publico la nueva institución, donde se despidió al 90% del personal y donde se contrató a muchos profesionales universitarios y magisters con carreras afines al entorno del Derecho Tributario.

2. Personal carente de las reales normas de cortesía, carentes de su responsabilidad en cada una de las dependencias donde fueron asignados; sin defender al empleado cesantiado, pues habían  casos similares.

3. La reciente deshabilitacion de opciones del sistema de cuenta corriente, donde el ahora llamado "obligado tributario" (modelo con que se conoce al contribuyente en Ecuador, cuna de esta nueva modalidad en Honduras) no puede ver su estatus deudor ni los pagos efectuados, lo que hace pensar que, al llegar a las ventanillas del SAR se le hace exigible su deuda mediante la respectiva notificación como diciendo "a huevos o por candelas".

4.   La perdida constante de expedientes; esto, referido a su falta de capacidad resolutiva.

5.  Los empleados que quedaron y que siempre tuvieron altos cargos, se han transformado casi en "ogros" , completos déspotas como si eternizarán en sus cargos, olvidando que los puestos públicos es para atender de la mejor manera a quienes se deben.

6. La implementacion de nuevos requisitos a los ya existentes; donde en vez de hacer el trabajo o el tramite mas fácil, se vuelve engorroso; la perdida de tiempo, de esfuerzo y de dinero para los "obligados tributarios".

Esta es la triste historia de la nueva institución dizque controla las funciones del sistema tributario, con un personal quizá preparado para sus carreras; pero que han fallado en esta faena que les costo muchas horas de estudio y de experiencia a los que se fueron. 

Penso la señora Guzmán que ya vendrían aprendidos o que con un par de charlas se pondrían a tono con la modernidad de su sistema ecuatoriano; esto, mis queridos amigos es de cuidado; la tarea tributaria no es de la noche a la mañana; por ejemplo ser analista de cuenta corriente, muchos dirán yo se de contabilidad; pero en materia tributaria el asunto es diferente.

En asuntos de auditoria; la tributaria es muy distinta a la contable; en análisis administrativo tributario, también hay diferencias. 

Que esperanzas les dieron a los jóvenes universitarios y magisters de formar parte de una de las mejores instituciones del estado (bueno, eso era antes); buen salario, capacitación continua, 15 salarios; el mismo perfil que exige  empresa privada; pero ¿en la practica? un completo fiasco, lo que viene a convertir este sueño (que bien se puede lograr) en una falsa perspectiva académica en el SAR.

Pobres

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...