martes, 19 de julio de 2011

¿ACASO ES EL FNRP EL REIVINDICADOR DE LA LUCHA DE LEMPIRA?

De ninguna manera. Lempira (m. 1537) fue un capitán de guerra del pueblo de los lencas que luchó contra los españoles durante la década de 1530, en los documentos escritos durante la conquista española, es mencionado con el nombre de Empira.

Era un indígena de origen maya-lenca, de mediana estatura, de espalda ancha y de gruesos miembros. Era bravo y desde muy joven mostró gran valor, sentía un amor entrañable por su pueblo, su tierra, sus leyes y sus costumbres. El nombre Lempira, según sostienen Jorge Lardé y Larín, proviene de la palabra Lempaera, que a su vez procede de dos vocablos de la lengua lenca: de lempa, que significa "señor" —título de alte dignidad o jerarquía—, y de era, que significa “cerro o sierra”. Así pues, Lempira, vendría a significar “Señor de la sierra” o “Señor del cerro”. Lempira fue comisionado por Entepica para que organizara la resistencia a la penetración de las tropas españolas en 1537, teniendo como base el cerro de Cerquín. Cuando los españoles llegaron a Cerquín, Lempira se encontraba luchando contra caciques vecinos, pero debido a esta amenaza, Lempira se alió con el subgrupo lenca de los Cares y consiguió reunir un ejército de casi 30.000 soldados, procedentes de 200 pueblos.

Debido a ello, otros grupos se alzaron también en armas en el valle de Comayagua, en Olancho. Los intentos españoles para derrotarles, dirigidos por Francisco de Montejo y su lugarteniente, Alonso de Cáceres, resultaron infructuosos antes de 1537.


Como puede usted imaginarse que el FNRP haya luchado una guerra como las que combatiò Lempira por esos años; es cierto que las armas de combate contra los indios eran otros calibres y usanzas pero resistieron los ataques hasta morir; y en nuestra era moderna logicamente por el modernismo, las armas son tormentosas y tambien mortales como las de la epoca del Cacique; pero esto no quiere decir que entre lo antiguo y lo moderno las cosas hayan cambiado porque los resultador mortales son los mismos.

¿Quien vengò la muerte de Lempira? ¿ Quien se preocupò por reinvidicar su muerte? ¿acaso el FNRP es el tipo reivindicador de la lucha de Lempira? ¿ por lo menos tendran memoria de èl?; recordemos que no habian derechos humanos ni institucion alguna que lo defendiera como las hay en nuestra epoca. Los verdaderos reivindicadores de su muerte son los mismos indigenas, que siempre han luchado por recuperar sus espacios, sus tierras, su hegemonia; siempre han reclamado tener poder en los gobiernos; nuestros indigenas siempre han luchado por tener los mejores privilegios por ser los primeros habitantes de nuestras tierras (como en los Estados Unidos los indios tienen todos los privilegios), los verdaderos propietarios de Honduras y a estas alturas cuando se crea el FNRP, no se lucha por esta reivindicaciòn, al contrario han ocupado a nuestros indigenas para hacer bulto en las concentraciones y por cerca nunca se les ha cruzado por la cabeza a los seudo dirigentes, reconocer la ideologia de Lempira de defender su territorio; esto sin demeritar la idea unionista de Morazan en su epoca.

Entonces como podemos creer que el FNRP tiene en su agenda preocuparse por nuestras etnias; etnias en el total sentido de la palabra cuando nos referimos a nuestros indios, porque todos independientemente de su origen, forman parte del patrimonio etnico cultural de nuestro paìs; ¿que punto intrinseco ha optado este movimiento tocante a la defensa de los derechos de los indigenas?, quienes aun en vez de pan comen tierra; los hijos estan desnutridos y no tienen ni un techo digno y de almohada una piedra; estas son las luchas que el FNRP debe tomar como bandera si es que se lucha por una nueva Honduras; a menos que a la nueva Honduras solo tengan derecho los "ladinos", arabes y mestizos y dejemos por fuera a los verdaderos refundadores de nuestra nacionalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...