sábado, 16 de julio de 2011

¿TIENE USTED MANIAS?

Un episodio maníaco se caracteriza principalmente por una modificación del humor de la persona.

Muchos aspectos permiten que se considere la manía como una «depresión invertida», en el sentido de una aceleración e intensificación de los pensamientos y de las emociones (todo es más fuerte, más vivo, más intenso, incluyendo el dolor moral o la tristeza, lo que puede acarrear confusiones).

En el transcurso de una manía, o un delirio de grandeza, la persona puede envolverse en asuntos que pueden tener consecuencias muy graves para las personas concernidas, sus familiares o él mismo. Puede por ejemplo endeudarse con grandes créditos para comprar un refugio para animales, que luego no podrá mantener.

La imagen completa de una manía en la persona puede ser muy variable según la persona y a cada episodio. Toma conciencia de las consecuencias sociales así como del sufrimiento de sus familiares y amigos cuando la manía empieza a disminuir. Es muy probable también que sentimientos de vergüenza y culpabilidad sigan estos episodios. Mientras trascurren los familiares no pueden impedir la acción del "maniaco" ya que éste no se deja frenar ni aleccionar.

Es importante comentar que la mayoría de los comportamientos observables durante la manía no provienen del carácter o de la personalidad, que durante un episodio maníaco, no se da cuenta de lo que hace puesto que se siente «perfectamente bien», lo cual conlleva a un tratamiento aun más difícil.

Despues de describirles un breve concepto de lo que es una mania, le pregunto ¿tiene usted alguna mania?, solo recuestese en su cama o su sofà, y si no tiene donde, recuestese en la cama m 
as grande del mundo y piense que horrorosidades comete sin pensarlo y para ayudarle le describire algunas, para ver si corresponden a las suyas; por ejemplo si tiene la mania de tener dinero en su mano aunque sea ajeno y se pone a gastarlo quiza en cosas que no vienen al caso, pero que la misma curiosidad de tenerlos lo vuelve compulsivo y lo hace.

Hay otros que se comen las uñas de los dedos de la mano y otros se urgan las uñas de los dedos de las patas (asi como los chinos en sus restaurantes); otros se pasan rascando a cada momento la cabeza como si tuvieran piojos sin tenerlos o se rascan como monos como si tuvieran razquiña; otros se meten los dedos en lo mas profundo de la nariz limpiando el salon y otros se "urgan" los dientes sacandose ya saben que; otros tienen la mania de andar de un lado a otro como los coyotes y otros se suben los lentes con el dedo indice a cada rato.

Otras manias es tocar lo ajeno y despues dicen que son cleptomanos sin serlo, sino que ya es costumbre de que si se encuentran un lapìz se lo llevan y cosas por el estilo; otra mania es en los varones estarse acomodando "aquella" a cada instante o las mujeres estirarse "aquel" en cada levantada. No confundamos los tics nerviosos, la ansiedad o la obsesion con las manias, porque los primeros son movimientos intempestivos del cuerpo y la segunda es generada por cada ser humano a su conveniencia. Cuando alguien bebe, en sus resacas le da por estar contando los ladrillos de su habitacion o estar repitiendo los letreros de una caja; otros que les gusta tener abundante dinero en sus bolsillos; otros como los hombres le tocan hasta la conciencia a las mujeres en la calle; otros se agitan viendo a cada instante la hora en su reloj o la preguntan,  algunas mujeres se sacuden su cabellera en cada momento; otros se gastan sus propias carcajadas con los eructos o sus malos aires; los jovenes de hoy tienen la mania de tirar su ropa en forma desordenada, otros son demasiado perfeccionistas; acostarse a altas horas de la noche o bien a levantarse bien de mañana a hacer nada; friccionar los pies entre si, los hombres tienen la vulgar mania de sacudirse "aquellos" y llevarse los dedos a la nariz para comprobar si "huelen"¡ fuchi! y asi cosillas que son veridicas sino preguntenle a su pariente o a su vecino.

Otros se huelen los sobacos para comprobar si les rugen; comerse los mocos, introducirse un lapiz en los oidos para sacarse la cera u otros que tienan la mania de roncar hasta despertar a su compañero(a). Algunas personas mayores tienen la mania de miarse en la cama, a veces por cuestiones sicologicas, pero en el caso normal; uno sueña que esta en un sanitario y que, si se esta miando en la cama y se levanta despavorido.

Otra mania es el bostezo, cuando uno ve a otro abostezando a èl se le pega tambien tal accion y sin tener sueño (igualado); cuando una persona le dice ¡adios! a otra, uno tiene la mania de ver a quien se le dice ¡adios! como que si le in.....; hay otros que les da "gueva" buscar ropa aseada o por tiricia se traban de nuevo la misma ropa hedionda y les vale un comino que otros se desmayen.

Y en fin hay miles de manias, si su mania no es ninguna de estas y tiene otras peores, enviemelas en un comentario al finalizar de leer este spot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...