sábado, 1 de octubre de 2011

ESCULTURAS, PINTURAS Y RECUERDOS DE MORAZAN

Centroamérica: la verdadera independencia aún no llega, pero Morazán vigila

El primer paso hacia la verdadera INDEPENDENCIA es la  unión centroamericana, algo que aún está por verse.
Con estas imágenes conmemoramos la vida, lucha y muerte de Francisco Morazán






SU TUMBA EN EL SALVADOR, C.A.

LA VERDADERA ESTATUA DE MORAZAN

Veamos cómo resuelve Patrick Deville el famoso asunto de la estatua ecuestre de Morazán en el parque de Tegucigalpa:
“…y según Sergio Chejfec, pueden cometerse otros errores más graves, o divertidos: sabía yo, por ejemplo, que la estatua de Francisco Morazán, en la plaza Morazán de Tegucigalpa, era en realidad una estatua del mariscal Ney”.
Y aquí entra otro personaje sorpresa, en un duelo habanero épico con García Márquez:
“…me concentré en un artículo de Eduardo Bahr, en el que rendía homenaje a Tegucigalpa, y que arrancaba con este inventario de la ciudad: dos ríos, doce puentes, seis montañas, dos catedrales, cien minas de oro abandonadas, mil calles, dos avenidas, cincuenta guerras civiles, quince gobiernos de uno a dos meses, un gobierno de dos días, seis dictaduras militares, una tiranía de dieciséis años, dos ciudades gemelas…
Respecto a la estatua ecuestre de Francisco Morazán, refiere, unas páginas más adelante, la pelea que tuvo con Gabriel García Márquez, un día en La Habana, a raíz de que el colombiano recogiera y propagara ese viejo rumor, según el cual la comisión de expertos en bellas artes, enviada a París para encargar la estatua de Francisco Morazán –la ocasión no era tan frecuente- entre cenas finas y revistas lijeras, no tardó en dilapidar las lempiras (sic) o las pepitas de plata del gobierno hondureño, conservando lo justo para regresar al país tras la adquisición, a precio de saldo, de una estatua ecuestre del mariscal Ney desechada por la Restauración”.
“Aquella misma noche invité a Roberto Castillo a cenar a una de las cantinas con techo de paja, donde las cenas finas consisten en rodajas de caracoles de mar y de huevos de tortuga. Su mirada se ensombreció de inmediato y recorrió recelosa los rostros de los clientes de las otras mesas, como si acabara de proponerle un golpe de Estado o un atentado”.
“El honor ultrajado tuvo una pronta y categórica respuesta: a la mañana siguiente me encontré en la recepción del hotel, el Lesly´s, otros artículos que aplastaban definitivamente el escorpión de ese rumor (…): la estatua ecuestre era obra del escultor Morice (…). Fue fundida, como lo demuestra un certificado, por la casa Thiébaut Hermanos (…). Y sólo el corte del uniforme pudo generar semejante calumnia.
El general Francisco Morazán no era soldado de carrera. Había combatido en tres o cuatro ejércitos de diferentes nacionalidades, cuyos uniformes no estaban claramente catalogados en la historia militar, de modo que el escultor parisino le había endosado lo que la Escuela de bellas artes de París consideraba que podía ser un uniforme de general durante la primera mitad del siglo XIX (…).
La mañana siguiente, tras leer los diferentes artículos que Roberto Castillo había mandado dejar para mí en la recepción del hotel, junto con los últimos números de su revista Galathea, (…), decidí que, en previsión de que las vicisitudes de la historia me obligaran algún día a solicitar un pasaporte hondureño, convenía poner fin a la polémica, y en lo que a mí respectaba, la estatua de Francisco Morazán era la de Francisco Morazán”.
Sobre todo este rollo de si la estatua de Morazán es auténtica o no, Miguel Cálix Suazo escribió un libro (publicado en 2005) precisamente con el título kilométrico de Autenticidad de la estatua de Morazán del parque central de Tegucigalpa. Ahí despeja de una buena vez todas las dudas y se despacha también a García Márquez con unas cuantas líneas.

EN HONOR A NUESTRO PALADIN CENTROAMERICANO

CONTRADICCION DE PALOMAS Y PALOMOS

Este nuestro pueblo se caracteriza por que las mentalidades que Dios ha proveido a muchos compatriotas son de dimenciones extraordinarias; pero para criticar y destruir a quienes se les cruzan en su camino.

Es el caso de su reverendisima y eminentisima HDLGP cardenal Rodriguez: antes espantaba las palomas que le estorbaban en la catedral y les envio una gigantesca Red para cazarlas y darles no se que destino; hoy la guerra es contra un fulano que se dice gay y que viene a dar un concierto, la bellezada de cardenal que tienen los catolicos en Honduras se queja porque es mala imagen para nuestros jovenes; aja y cuando pasò el escandalo de una relaciòn que existiò con un tal padre "P", èl no dijo nada y ese tambien es un mal ejemplo para la hondureñidad. ¿Con que cara puede venir ahora a quejarse contra ese cantante que dicen tiene su novio e hijos postizos?

Estas son las contradicciones de la vida, que unos tenemos unas astillas grandisimas en nuestros ojos y no las podemos sacar, por ver las espinas que tienen los demas y tratandose que las quejas vienen de pastores evangelicos y de su eminencia podemos decir que esto no es mas que una contradiccion de palomas y palomos.

ENTRE EL DIA DEL SOLDADO Y EL DIA DE LAS BRUJAS

Dicen por ai en mi pueblo que el 3 de octubre es el dia del soldado hondureño, la verdad es que se celebra el dia que naciò Francisco Morazan Quezada y èl nunca dijo que dicha fecha fuera para los soldados, esos fueron inventos de unas pocas reses del Congreso Nacional de aquel entonces (1942), como para darle un incentivo en su estado de animo a quienes en verdad defendian la Patria.

Hoy en dia con el descaro de decir cualquiera "yo soy miembro del batallon tal...." se dan esas grandes viandas en todos los batallones y cuarteles chafarotiles y es cuando menos se recuerda  el nacimiento del Paladin Centroamericano; entre fiestas y envites, borracheras y otras hierbas y como estando en el mes de octubre; al calor de los tragos estos ya no necesitan mascaras y al mismo tiempo en dichas tertulias celebran el dia de las brujas o de hallowen anticipandose al 31 de octubre; unos en sus sueños despiertos les parece que van sobre escobas y otros que ya se encuentran en sus cabañas.

De esta forma se celebra el dia del soldado hondureño, son pocos los que recordamos la fecha de nacimiento de Morazan (3 de octubre de 1792). Saltó a la fama luego de su victoria en la legendaria Batalla de La Trinidad, el 11 de noviembre de 1827. Desde entonces, y hasta su muerte en 1842, Morazán dominó la escena política y militar de la América Central. Y que podemos decir de nuestros soldados, ¿seguiràn el ejemplo de Morazàn?

Verdaderos soldados son los que defendieron nuestra soberania en 1969, estos pobres pagan las del pato, pues no tienen un sueldo digno para sobrevivir; andan casi en caites por esas calles pidiendo a gritos que les asignen presupuesto; mientras los generales haciendose mas panzones a costillas del pueblo, comiendo de gorra en los batallones y haciendo la apangada de cuidadores de la ciudadania junto a los bellacos policias en los supuestos operativos.

Y esto no es doctrina Morazanista, esta es la doctrina al mas fuerte; mientas mas viejos se vuelven ya no necesitan mascaras para andar en escobas.

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...