lunes, 2 de marzo de 2009

LA ARMADURA DE DIOS

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estad firmes contra las asechanzas del diablo" Efesios 6:11. La Biblia nos enseña que tú y yo necesitamos protección en el juego de la vida. La Biblia llama esa protección la armadura de Dios y nos dice que necesitamos la armadura de Dios para protegernos de los artimañas o trampas del diablo. ¿Qué clase de protección dice la Biblia que necesitamos?

Cinturón de la verdad
La Biblia dice que Satanás es el "padre de las mentiras", pero que no podrá ganar si nos agarramos a la verdad de que Jesucristo es Señor.
Estad pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la verdad ... Efesios 6:14
Coraza de justicia
Satanás nunca podrá hacernos daño al escoger hacer lo que Dios dice que es correcto.
...vestidos con la coraza de justicia... Efesios 6:14
El evangelio de la paz
Satanás tratará de crear preocupaciones y confusiones en nuestras vidas, pero el conocer a Jesús trae paz.
...y calzados los pies con el celo por anunciar el evangelio de la paz... Efesios 6:15
El Escudo de la fe
Satanás tratará de sembrar semillas de duda en nuestros corazones y mentes, pero esas semillas de duda nunca germinarán si tenemos fe en Jesús.
Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno Efesios 6:16
El casco de la salvación
Jesús vino del cielo a la tierra a salvarnos del maligno. Si aceptamos la salvación en el nombre de Jesús, ganaremos la batalla en contra de Satanás.
Tomad el yelmo de la salvación... Efesios 6:17
La espada del Espíritu
La Biblia, la Palabra Santa de Dios, es un arma poderosa en contra de Satanás.
...y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios... Efesios 6:17
Ningún cristiano debe entrar al juego de la vida sin toda la protección que Dios nos ha dado. Recordemos que Satanás no podrá hacernos daño cuando usemos la "toda la armadura de Dios".
Amado Padre, gracias por la protección que nos has dado en contra de los males de este mundo. Ayúdanos a recordar siempre el ponernos toda la armadura de Dios.
Lo que todos los padres deben saber sobre sus hijos
La familia es el centro de lo que Dios esta haciendo hoy en día. Para restaurarla es necesario y urgente, que tengamos la teología correcta, y podamos ir a lo práctico.
Muchos nos hemos hecho padres en el camino, sin haber tenido la experiencia de administrar una familia, no hemos recibido entrenamiento, ni ningún tipo de enseñanza a esta gran responsabilidad que recibimos de tener vidas bajo nuestro cuidado, a quienes debemos enseñar y ser de ejemplo.
Esta escuela nace con el deseo de dar información, (a través de talleres, dinámicas de grupo, testimonios, investigación grupal, oración, ministración a padres) una alternativa a los problemas familiares, a los conflictos que tienen nuestros hijos, las soluciones y aun búsqueda de Dios a toda la respuesta para gozar de la bendición de ser papas.
Esta escuela de Padres esta dirigida a todos los que de una u otra manera tenemos la responsabilidad de criar ninos. He aquí algunas interrogantes:
¿Es importante saber que soy padre, soy una madre?
¿Conozco a mis hijos?, ¿su carácter, su temperamento, su desarrollo, influencias en su crecimiento?.
¿Como estoy fortaleciendo su autoestima en mis hijos?
¿Como restauramos la autoestima en nuestros hijos?
¿Bendecimos a nuestros hijos diariamente?
¿Tengo una comunicación buena con mis hijos?
¿Cuanto conozco sobre la disciplina?
¿Me intereso en la vida escolar de mis hijos?
¿Su salud física es parte de mi responsabilidad como padre?
¿Que tanto se del sexo para enseñar y guiar a mis hijos?
¿Como enfrento los problemas de conducta personal tales como: Rebeldía, la mentira, robo, rivalidad, malos sueños, miedo, timidez, nervios, en la vida de mis hijos?

En la mayoría de las iglesias las clases y departamentos de la Escuela Dominical continúan involucrando más personas que en cualquier otro ministerio de la iglesia. Aún así, tal vez tengamos perdidas algunas perspectivas de lo que es la Escuela Dominical. Muy a menudo, la Escuela Dominical ha sido reducida a la suma de las partes de su nombre:
Una institución de enseñanza y aprendizaje que se reúne un día de la semana en particular.
En algunos casos, la Escuela Dominical se ha reducido todavía más hasta llegar a ser una colección de grupos sociales homogéneos que se reúne semanalmente para tener compañerismo.
Mientras que la enseñanza, el aprendizaje y el compañerismo son esenciales, a menudo se concentran en las personas que ya se han alcanzado.
La Escuela Dominical que solamente se concentra en las personas que ya se alcanzaron, pierde el propósito primario de la iglesia: cumplir la Gran Comisión.
Si la Escuela Dominical va a ser de más ayuda para la iglesia, los grupos de estudios bíblicos donde realmente se hace el trabajo deben librarse de la tendencia de enfocarse a sí mismos. La motivación de los miembros de los grupos de estudio bíblico debe ser el servir a Cristo y seguir su ejemplo. Deben organizarse para servir, prepararse para un buen trabajo y movilizarse para ministrar.
Para que todo esto suceda, necesitamos reconsiderar nuestra comprensión de la Escuela Dominical. No es una entidad educativa ni tampoco es un programa u organización. La Escuela Dominical es una estrategia, un plan para hacer el trabajo de la iglesia.
Debemos reconocer que necesitamos cambios y ampliar y refrescar la visión, conociendo lo que la nueva Escuela Bíblica Dominical tiene ahora para alcanzar nuevas metas y edificar al pueblo de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

Hondureños denuncian que EEUU avala ‘fraude’ en presidenciales

Seguidores del opositor Salvador Nasralla denunciaron que EE.UU. avala el ‘fraude’ en las presidenciales del 26 de noviembre a favor del m...