lunes, 3 de mayo de 2010

¿ Y LA COMISION DE LA BARBARIDAD? !EH¡ PERDON DE LA VERDAD

P U R O  C U E N T O

Hoy dicen los expertos que la gran comisiòn ocasionada por el golpe de estado militar del 28 de junio del 2009, donde le dieron vuelta a Mel y cayò un burro en la silla, serà una realidad. Entre sus miembros hay dilectos diplomaticos extranjeros y por la pobre y desnutrida Honduras; dos personajes donde uno de ellos ( la rectora) no puede barrer el patio de su casa (la U ), pero en fin la tal comisiòn ya està integrada, lo peor del cuento es que alguna informaciòn confidencial serà clasificada durante 10 años, y entonces "chana ramos ya la c............" en que estamos?, para esas cachas hubieran dejado a los analistas leguleyos conformarla, pues estos siempre estuvieron a favor del golpe y lo seguiran siendo.

La tal comisiòn, no es mas que una mampara para querer engañar a la comunidad internacional, para que entreguen el pisto rezagado al gobierno, pero como dijo pepito "veanme la seña"; no dudo de la capacidad y buena intenciòn que tengan los miembros, pero ya es de compadre hablado; los golpistas entronizados en el gobierno, agarrados hasta con las uñas de la teta de la vaca no querran que los desnuden, a igual que los empresarios palestinos y ladrones dueños de los medios de comunicaciòn golpistas y de todo el territorio nacional como Miguel Facusse; " no chitillo" decia don Paco en el mercado San Isidro "estos comisionados a nada van, solo a gastarnos el pisto y todo quedara como esta".

Asi es que la madeja no se desenredara jamas, pues los intereses son grandes y como los resultados de los estudios que estos señores realicen no son vinculantes para meter preso a Micheleti y su pandilla o a uno que otro arabe o politico, dejemos las cosas como estan; cual Comisiòn de la verdad, de la BARBARIDAD diria morgan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...