jueves, 22 de julio de 2010

ENRIQUE ORTEZ COLINDRES


Enrique Ortez Colindres, representa la mas puro del pensamiento oligarquico centroamericano, aquí en nuestro país sería un distinguido Arenero de pura cepa, de la talla de don Editorialista del Diario de Hoy o de don Príncipe de la Derecha y ex-presidente del país, hubiese contado además con el beneplácito y visto bueno de don (QDdG) fundador, líder y faro de luz nacionalista del movimiento ARENERO. (la "d" minúscula no se refiere al supremo creador..sino al malo, al cachudo)

El señor Enrique Ortez Colindres debe haber hecho suspirar en secreto a distinguidas damas salvadoreñas, con su manifiesta prepotencia y cuasi-Nazi actitud racista, cuando clasificó como "Grupitos que andan por ahí" a la OEA luego de expulsar a su país de su seno, cuando llamó Negrito ignorante al presidente de los Estados Unidos, mandó a ocuparse de sus Zapatos al mandatario Español y terminó aplastando y despreciando nuestra territorialidad manifestando que no iba a hablar de El Salvador : "porque no vale la pena hablar de un país tan chiquito, en el que no se puede jugar al fútbol porque la pelota se cae a otro país".

Lastimosamente para el señor Enrique Ortez la dura realidad es que él y sus colegas golpistas, pertenecen al dilecto grupo de "muñecos de cera" al que hice mención una vez en un post sobre el periódico de Don Editorialista como último refugio de de estos especímenes que gimotean sobre supuestas gloriosas épocas pasadas, en las que podían tocar su lira mientras caminaban sobre los cuerpos de vasallos humillados y postrados ante su magnífica presencia.

Tanto así que no tuvo mas remedio que tomar sus propias palabras, meterlas en una licuadora cual "remedio contra picada de casampulga" tragarselas y retractarse de forma oficial antes de renunciar a su usurpado cargo.

El señor Ortez y su pintorequismo quedarán únicamente como ejemplos de los estragos que la senilidad mal llevada hace en ciertas mentes oligarquicas y tendrá que retirarse al fondo de su telaraña, encogerse para no ser notado y esperar que el implacable tiempo tenga la piedad de llevárselo sin mucha algarabía y sin hacerlo esperar mucho.

Fuente: HUNNAPUH

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...