martes, 5 de agosto de 2014

PACTO, PACTITOS O ALIANZAS DE FEUDALES

“López Arellano logró que los Partidos Políticos Liberal y Nacionalista, firmaran un Pacto de Unidad Nacional, que lo llamaron “CONVENIO POLITICO ENTRE EL PARTIDO NACIONAL Y LIBERAL DE HONDURAS”, aquel Pacto fue celebrado el 7 de enero de 1971. Pero luego el Lic. Ricardo Zuniga Agustinus, por temor a quedarse sin empleo, celebró otro Pacto al que llamaron “EL PACTITO’, siendo este la verdadera causa de la caída del Dr. Ramón Ernesto Cruz.” Ver http://www.angelfire.com/ca5/mas/presi/p054.html

Nuevamente surge hoy la cacaraqueada alianza entre los señores feudales de los partidos tradicionales y de los nuevos. Para seguir explotando los recursos naturales, la fuerza de trabajo, las finanzas y el presupuesto nacional.

En la medida que el pueblo ya no les cree las triquiñuelas y todas las falacias que estos señores predican con un falso desarrollo del país. En el pasado lo han hecho cuando convocaban a las centrales y federaciones obreras, también, federaciones, centrales y otras organizaciones campesinas junto con el ejército, con el cuento de la unidad, seguridad nacional y salvar al país de los peligros que la acechan.

Pero estos partidos políticos reaccionarios, conservadores, derechistas y sus achichincles, lo único que les ha interesado es entregar nuestros recursos naturales, renovables y no renovables, en concesiones a empresas extranjeras gringas, europeas, asiáticas o de otras latitudes, quienes les dan algunas migajas para su provecho personal y familiar.

Nunca se han interesado por una educación científica, democrática, transformadora y humanista que este en función, en primer lugar, del ser humano y, en segundo, de los recursos naturales y los patrimonios culturales. Es decir, transformar la materia bruta a prima hasta obtener un producto y convertirlo en mercancía para los mercados internos y externos.

En nuestro país tenemos minerales, metales y no metales, en potencia como lo son el oro, la plata, plomo, estaño, hierro, zinc, carbón, yeso, petróleo, cal, uranio, antimonio, níquel, etc. Con esta riqueza si la hubiéramos explotado nosotros, desde las empresas artesanales y las industriales, a través de fábricas movidas por la fuerza hidráulica de nuestros ríos, seríamos el país más desarrollado de centro América.

Nuestra educación pre básica, básica, secundaria, técnica y universitaria en sus métodos predomina el escolasticismo, la memorización libresca, la represión didáctica, antidemocrática y excluyente.

Como dijimos al principio, la educación debe estar en función de los recursos humanos y naturales para salir de la miseria y pobreza en que actualmente nos encontramos por consecuencia de las políticas económicas, sociales y culturales que han aplicado los partidos liberal y nacional anti históricos que nunca se preocuparon por mejorar las condiciones de vida de los hondureños.

No creemos en cantos de sirena, ni mucho menos, en las alianzas que pregonan los caciques de estos partidos.

Solo la unidad, la disciplina y la actividad revolucionaria del pueblo (obreros, campesinos, estudiantes, amas de casa, pequeños comerciantes, pobladores, patronatos…) podrán hacer los cambios políticos, económicos, ideológicos y sociales.

¡Hasta la victoria siempre!
¡Morazán vive!

Fuente: FRP COPAN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...