lunes, 8 de diciembre de 2014

LO QUE NO SABIAS DE LAS CONTRASEÑAS

Entre 1960 y 1977, la contraseña secreta que le permitía a los presidentes estadounidenses lanzar misiles nucleares era 00000000.

El código, o PAL -por sus siglas en inglés para Permissive Action Link (Dispositivo de seguridad de armamento)- fue introducido por el presidente John F. Kennedy en 1960 para prevenir un lanzamiento no autorizado de misiles nucleares.
Quienes estaban en los depósitos subterráneos de misiles también tenían un sistema de doble llave para asegurar una decisión conjunta, de manera que nadie pudiera lanzarlos solo.

Esta protección se implementaba para los mil misiles de largo alcance Minuteman que fueron introducidos durante la Crisis de los misiles en Cuba de 1960, que se mantuvo como el eje central del disuasivo estratégico de EE.UU. hasta la década de los 70.

Pero nadie les dijo ni al presidente ni a su secretario de Defensa, Robert McNamara, que los generales del Mando Aéreo Estratégico en Omaha habían decidido que el riesgo de olvidar las contraseñas era mayor que el de un lanzamiento no autorizado. Por eso escogieron una que todos recordarían.


Los códigos "secretos" fueron finalmente mejorados en 1977, pero sólo tras una larga campaña de un exempleado de la Fuerza Aérea y congresista, quien resaltó la amenaza que implicaba dejar el procedimiento tan abierto.

McNamara sólo se enteró del engaño en 2004, cuando se lo contó un exmiembro del equipo encargado de disparar los Minuteman. "Estoy en shock absoluto e indignado... ¿quién autorizó eso?", respondió, horrorizado.

No hay secretos mejor guardados que los que todos adivinan
George Bernard Shaw (1856-1950)
GETTY

Y, si los británicos piensan que se pueden burlar de los estadounidenses, conviene que tengan en cuenta que el gobierno en Londres no tenía ninguna contraseña de protección.

Documentos puestos a disposición del público en 2007 muestran que la ojiva nuclear WE 177, con la que entrenaron las tripulaciones de los aviones Tornado y los anteriores V-bomber, se armaba usando un artefacto sencillo que se parecía al seguro para evitar el robo de una bicicleta.

Para lanzar un misil atómico, había que quitar dos tornillos de un panel parecido a la cubierta del control remoto de una televisión. Eso revelaba una secuencia de diales y con una llave Allen estándar se seleccionaba cómo se quería desplegar el arma: potencia alta o baja, estallido en aire o en tierra, etc.

Para completar el proceso, se insertaba una llave de bicicleta y se giraba 90º: sin contraseña, sin sistema de doble llave, se disparaba un misil nuclear.

Recordando contraseñas

Sólo inventarse contraseñas nuevas todo el tiempo ya es difícil... ¿acordarse de tantas? ¡imposible!
Si, como recomiendan los expertos en seguridad, necesitamos tener contraseñas únicas, distintas y complicadas para todo lo que hacemos online, ¿cómo nos podemos acordar de todas?

Hace varios años, la opinión general era que uno nunca debía tenerlas escritas en ningún lado; pero en esa época, la mayoría sólo nos teníamos que acordar de unas pocas.

Ahora algunos expertos han cambiado de opinión.
"La probabilidad de que alguien entre en tu casa y se robe las claves que tienes escritas es considerablemente más remota que la probabilidad de 1 en 3 o 1 en 4 de que tu computadora sea blanco del malware de un delincuente", calcula uno de ellos: Gunter Ollmann, de IOActive.

"¡Ábrete sésamo !" es probablemente la contraseña más famosa de todas, mientras que

12345
es una de las más usadas

El software para decifrar contraseñas generalmente usa un enorme diccionario de posibilidades, y prueba una tras otra. Por eso usar una palabra real no es buena idea, y esa es la razón por la cual muchos sitios requieren que uno utilice tanto letras como números, y hasta mayúsculas.

El problema es que si se sabe que el sitio web exige que se utilice al menos una letra en mayúscula, quien está intentando decifrar el código puede descartar todas las palabras que escritas sólo con minúsculas.

Eso mismo ocurre con la exigencia de usar números o al menos seis caracteres: quedan por fuera todas las que no tienen números o todas las que tienen cinco caracteres o menos.

El aspecto contraproducente de las medidas de seguridad es que cualquier limitación facilita de alguna manera el trabajo de los piratas informáticos.

El mérito de esas reglas, no obstante, es que nos obligan a usar contraseñas que no se pueden decifrar usando sencillamente un diccionario estándar.

No confundir...
'Criptografía' es la ciencia de escribir en clave secreta o código oculto; 'criptoanálisis' es el estudio de sistemas criptográficos para encontrar debilidades y romperlos.

QUE COMIAN LOS TIRANOS?

"Eres lo que comes", dice el adagio, pero también cuenta cómo y con quién te lo comes. La comida puede afectar tu genio, tus entrañas y tu opinión sobre el mundo y la vida, según Victoria Clark y Melissa Scott, autoras de "Dictators' Dinners: A Bad Taste Guide to Entertaining Tyrants" (Cenas de dictadores: una guía de mal gusto para agasajar a tiranos). Así le cuentan a los lectores de la BBC lo que descubrieron.

En esta época de apasionados por la gastronomía, de sibaritas y de lo gourmet, nos pusimos en la tarea de someter al escrutinio culinario a algunos de los más infames tiranos del siglo XX.

Sin ninguna intención de mitigar sus crímenes humanizándolos, quisimos rebajarlos a la talla humana: la línea entre hombre y monstruo puede ser muy fina.

A pesar de que debimos concluir que no se le puede atribuir a ningún alimento o ninguna constitución física el que alguien hacer el mal o sufra de delirios de grandeza, sí detectamos señales de algunos patrones.

A medida que varios de estos hombres envejecían, se tornaban más y más obsesivos con la pureza de lo que comían.

El norcoreano Kim Il-sung ordenó que todos sus granos de arroz fueran seleccionados individualmente y creó un instituto cuyo único propósito era encontrar la manera de prolongar su vida.

El jefe del partido Comunista de Rumania Nicolae Ceausescu irritaba a los homólogos a los que visitaba pues llegaba con toda su comida; a Tito, el líder de la vecina Yugoslavia, le sorprendió su insistencia en tomar jugos de vegetales crudos con un pitillo, mientras rechazaba cualquier alimento sólido.

La vasta mayoría de nuestros dictadores eran de origen humilde, lo que significaba que sus platos favoritos distaban mucho de ser del estilo de El Cordón Azul.
El plato favorito de Tito: grasa de cerdo caliente.
Aunque era espléndido cuando recibía a la realeza y a estrellas de teatro y cine, lo que le fascinaba comer a Tito era un pedazo de grasa de cerdo caliente.

Cuando estaba en casa, la debilidad de Ceausescu era un estofado hecho con un pollo entero... patas, pico y demás.

El piadosamente católico Antonio Salazar de Portugal adoraba las sardinas, que le recordaban de su infancia, cuando tenía que compartir una sola sardina con su hermano.

Heces de campesinos búlgaros

Entre los sujetos que investigamos, algunos de los más conocidos -Adolf Hitler, Mao Zedong y Benito Mussolini- sufrían de problemas digestivos debido al estrés de las gigantescas responsabilidades que cargaban sobre sus hombros.
La flatulencia crónica de Hitler puede haber sido la razón por la que se volvió vegetariano y permitió que un curandero llamado Theodoro Morrell lo medicara con hasta 28 pociones distintas, incluyendo una hecha con extracto de heces de campesinos búlgaros.

A Muammar Gaddafi, en cambio, no le molestaba su flatulencia, que era famosa.

A Mussolini, en medio de la Segunda Guerra Mundial, tuvo que examinarlo un doctor nazi cuyo diagnóstico fue que estaba peligrosamente estreñido.

En contraste, Mao Zedong, un carnívoro apasionado, fue de por vida un mártir de sus "necesidades": "Como mucho y excreto mucho", reportó en una carta a un camarada en sus primeros días.
Mucho después, en una visita a la Unión Soviética para encontrarse con Iósif Stalin, se enfureció pues no pudo defecar debido a que el tipo de inodoro al que estaba acostumbrado no existía en Moscú.

Veladas provocadoras

El camarada Stalin parece haber tenido una constitución de hierro... en su casa de campo en Kuntsevo se servían deliciosas especialidades georgianas junto con abusivos juegos de poder.
Stasivi -pollo con salsa de nueces- uno de los platos de Georgia preferidos por Stalin.
Duraban unas cinco o seis horas, de las 11 de la noche a las 5 de la mañana por ejemplo, y eran una forma de tortura refinada gracias a la participación obligada en juegos de bebedores, canciones y danzas.

El exceso de alcohol mezclado con el miedo paralizador y las bromas crueles dejaron una vez a Nikita Khrushchev en un estado miserable, incapaz de mantener el equilibrio e incontinente.

La única manera que encontró el camarada Tito de Yugoslavia para evitar tal destino fue vomitar adentro de las mangas de su chaqueta.

Al parecer, Ferdinand e Imelda Marcos también disfrutaban de veladas retadoras, aunque un poco menos brutales. En una ocasión, Imelda le ordenó a todos los altos mandos del ejército filipino que se vistieran como mujeres para una de las fiestas de cumpleaños de su marido.
Un cerdito llamado Hitler: un homenaje curioso para un vegetariano.
El vegetariano Hitler aparentemente hablaba durante la comida sobre lo que ocurría en los mataderos ucranianos de tal manera que sus invitados carnívoros no podían seguir comiendo.

Sin embargo, es difícil imaginarse que una conversación de ese estilo hubiera hecho que ni Jean Bedel Bokassa, de la República de África Central, ni Idi Amin, de Uganda, ni Francisco Nguema, de Guinea Ecuatorial, perdieran el apetito.

Hay fuertes sospechas de que todos ellos pecaron de canibalismo.
Nosotras en el libro no incluimos la receta para preparar un cuerpo humano relleno de arroz y flambeado con ginebra, como lo hizo el antiguo cocinero de Bokassa, quien no podía recordar si el cadáver que asegura que Bokassa le ordenó que preparara era de hombre o mujer.

Salvándole la vida al líder

Los degustadores inevitablemente eran imprescindibles y muy valorados entre los más crueles y paranoicos de nuestros personajes.

Hitler tenía un equipo de 15 degustadoras a mano durante los años de la guerra: nada llegaba a su mesa hasta que se confirmara que las chicas seguían vivas 45 minutos después de ingerirlo.
El hijo de Saddam Hussein, Uday, fue golpeado y encarcelado por matar a uno de los degustadores que servían a su padre.
Ceausescu de Rumania nunca viajaba sin su oficial de seguridad, quien además era químico e iba equipado con un laboratorio móvil para examinar la comida.

Pero al final, por supuesto, por más degustadores, químicos, caprichos y meticulosidades, nada los iba a salvar de lo que nos espera a todos: la muerte... que para muchos de ellos fue violenta.

LO BUENO Y LO MALO EN LA POLITICA HONDUREÑA

Y seguimos escribiendo cosas bonitas de lo que pasa en nuestro paìs, es una pena que los politicos aseguran su futuro con argucias para seguir esquilmando nuestro tesoro, si es que lo tenemos; siempre caen como el gato panza arriba; pero alla el pueblo si los apoya en sus tonterias que hace cinco años eran malas y hoy para ellos y conforme a sus intereses, son buenas.









Quien sabe esta detras de estas inquietudes por seguir en el poder (yo si se), no se acuerdan estos señores del partido del gobierno que para aprobar la reeleccion presidencial lo que antes fue malo, cuando Mel Zelaya queria dar esta oportunidad a otros expresidentes y que hoy es bueno porque saben que estar en la burra es lo mejor en Honduras; no se acuerdan estos señores que los expresidentes que aun viven pueden optar a alcanzar de nuevo el solio presidencial, aunque con el peso de sus canas ya no la muelan; como ser Carlos Flores, Rafael Callejas, Ricardo el Maduro panameño, Mel Zelaya, Pepe Lobo y el sucesor de este JOH ¿sera que en la reforma del articulo constitucional pondran que Mel no puede participar?

Alli en las fotografias de arriba hay dos: uno que ya no esta "la Buchona" de Zambrano y el gorileti presidente usurpados; pero como en Honduras hasta lo imposible es posible, no debemos de asustarnos.

La verdad es que esto ya se esta cocinando y los mercaderes de la politica que le dieron vuelta a Mel, como aquel de los chocoyos, andan que se les quema el tuste para que el Congrezoo apruebe en un solo debate ese debacle que antes era malo y hoy es bueno; y lo pueden lograr con la "ayudita del tilin tilin" de los  ambiciosos vende patria de los diputados liberales. Ay que Dios nos socorra ante las "barbaridades" de quienes nos representan en  esa pocilga llamada Congreso Nacional.
 

Hondureños denuncian que EEUU avala ‘fraude’ en presidenciales

Seguidores del opositor Salvador Nasralla denunciaron que EE.UU. avala el ‘fraude’ en las presidenciales del 26 de noviembre a favor del m...