lunes, 16 de noviembre de 2009

LA MALDAD OBSCURECE Y ENALTECE LOS MALOS CORAZONES

La maldad existe desde el primer momento en que Satanàs quiso ser igual a Dios; y fuè expulsado de los cielos convirtiendose de luzbel a lucifer; y dejò la estela de su contubernio de las tinieblas sembrada en los corazones de los malos hombres, que se dedican a ejecutar vilmente sus habilidad irracionales en contra de su pròjimo. No importando que estos malos y dañinos hàbitos comprometan al mismo hombre en sus malas ejecutorias.

Cuando la maldad prevalece, hasta los cielos se obscurecen para dar cabida a las armas diabolicas, donde la luz no puede entronizarse porque es mas fuerte esa caracteristica de maldad, que la propia bondad del resto de los seres humanos. Los odios, los rencores, las rencias, el egoismo, el egocentrismo de algunos de nuestros congeneres; los hacen caer tan bajos que no les importa manchar y raer con ìmpetu lo mas preciado de la humanidad: la dignidad.


Ya el repartidor de maldad en todo el contexto de la palabra; ya no siente temor de Dios, està ciego en sus patrañas y se siente enaltecido en su corazon negro, peludo o de piedra; le parece que Dios està distante y que no ve lo que èl considera como bueno, tanta maldad que reparte.


Pero a todo chancho le llega su navidad, por su boca cae el pez; todo se paga en vida, o si no la paga despues de la muerte en una obscuridad eterna que alli ni los santos diablos podran auxiliarles. Asì que aquellos que se dedican a ejercer las funciones ministeriales que les manda el diablo por medio de su mal proceder, que alisten maletas y se pongan a fumar; porque de la justicia divina nadie, pero nadie e lo absoluto se escapara.


No puede jamas la maldad prevalecer sobre la bondad; habemos mas buenos que malos, con la diferencia de que los buenos tenemos que aprender a sufrir en cualesquiera de las formas, debemos aprender a soportar las avalanchas del mal; pero solo no lo podemos hacer, dejemos que Dios actùe en nuestro favor y se veran los resultados; ya han habido casos donde la justicia prevalece, porque Dios asì lo quiere. Mantengamonos firmes pero actuemos a conciencia y confiando siempre en Dios y veremos un escenario en nuestros cielos, los cuales se tornaran de la negra obscuridad, en una linda luz, en una bella mañana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...