lunes, 8 de noviembre de 2010

EL PECADO BAJO LA SOTANA


Los golpistas no aprenden la lecciòn; aùn ignoran que el pueblo no los apetece por la forma en que trataron la incipiente democracia en el 2009; despues de mas de un año creen que el pueblo ya olvidò las masacres, las muertes, las intromisiones y todo tipo de violaciones que se dieron durante y despues del golpe, al jefe de jefes.

Ya se atreven como grandes herores a salir a las calles, armados de valor pero con las armas y los policias a su alrededor; se van a los barrios mas insipidos de las grandes ciudades como que si esa parte del pueblo no se da cuenta de lo que pasò y sigue pasando en el paìs, pero se han equivocado.

Recordemos que al cabeza de ajo le cerraron las puertas en guatemala y de la forma como lo tratò el presidente de El Salvador, no puede andar como ando yo en la calle sin miedo a que el soberano me atropelle (miedo a los delincuentes si), este señor no se atreve a salir solo de su casa; asi como este vejete otros no se atreven a hacer lo mismo, pues hasta los chuchos les mean los zapatos.


Y Aquel que se plegò a los golpistas, que dice predicar la verdad, ocultando el pecado bajo sus enaguas o la sotana, ¿que penso? que por ser "representante de Dios en la tierra" (segun èl y los tontos que le siguen y defienden) ¿la gente le iba a rendir pleitesia al semejante "eminenticimo, reverindisimo,............y otras hierbas, besandole la mano y sobijandole sus zapatitos color canela?, ¡¡¡ que error compadre!!!

Hasta los arrastrados del cohep se asustaron por la "agresion"; no digamos los medios como el de aquel que casi lo meten a la cholpa, suponiendo al mismo tiempo que el canal 36 incitaba al desorden a los colonos cuando llegò el "cardenal" a inaugurar una iglesia.

Cualquier cosa se puede tapar mientras estè en secreto, pero hay otras que son de pùblico conocimiento y que tambien pequeño o grande se considera pecado, maxime si se trata de un prelado de la curia arzobispal o papal que jamas levantò un dedo para defender a los muertos, a los presos politicos y a tantas violaciones de los derechos humanos tras el golpe al presidente Zelaya; este señor seguirà acarreando como cadena perpetua este pecado, aunque se vista de pùrpura o se autoextremautice como tapandole el ojo al macho y diciendo como el burro "por mi culpa, por mi culpa, por mi gran putisima culpa"; a otro perro con ese hueso cardenal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...