martes, 6 de mayo de 2014

ALUMNAS NORMALISTAS EN EL RECUERDO

Por Dagoberto Espinoza Murra
DAGOBERTO-ESPINOZA-MURRA-70La del sur fue la primera carretera construida para comunicar, funcionalmente, la capital de la República con el puerto de Amapala. Allá llegaban las misiones extranjeras, luego en pequeñas embarcaciones se aproximaban a tierra firme para después, salvando peripecias, encaminarse a Tegucigalpa. En la administración del presidente  general Terencio Sierra (1898-1902), se dio  inicio a    los trabajos de  tan importante vía  de comunicación. El trazado inicial era diferente a lo que los viajeros recorren  actualmente.
Tenía yo diez años cuando mi padre me trajo a conocer Tegucigalpa. El recorrido, partiendo de Choluteca, fue lento, la carretera polvorienta y, el medio de transporte, un camión con carrocería de madera, al que le adaptaban un asiento para los pasajeros  detrás del motorista, a cuyo lado viajaba el propietario del vehículo. La parte de la Panamericana estaba aplanada, pero de Jícaro Galán  para acá, a pesar de la pesada carga, el camión zangoloteaba a los pasajeros.
Cuando se comenzaba la empinada pendiente, después de cruzar el   Puente Real, el motorista hacía los cambios de velocidades pertinentes. El dueño le decía: “Meté la  segunda, ¿no oís que el motor va ronroneando?”. Después se escuchaba: “Poné la primera, que esta cuesta es quemadora de carros”. Yo no entendía aquel  lenguaje, pero mi padre me explicaba, con palabras sencillas, cómo funcionaba el motor del   carro. Al rato, el chofer, con voz de capataz, le gritaba al ayudante: “Poné bien la cuña” (un trozo de madera atado por un cordel y que colocaba detrás de las llantas traseras). “Para mayor seguridad, seguía gritando, ponele una piedra a las  llantas del otro lado”.
Parado el vehículo, el motorista levantaba el capó y dejaba que se enfriara un poco  el motor para después ponerle agua al radiador. Parte de las obligaciones del ayudante era rociar con agua a las gallinas que transportaban en la parte trasera del camión; algunas, sofocadas por el calor, morían en el trayecto y las arrojaban  al lado de la carretera.
Proseguimos el lento recorrido y, al divisar una enorme cruz, en La Estrechura, cerca del Sauce, mi padre -con voz trémula- se apresuró a decirme: “En ese abismo fracasaron siete jovencitas que estudiaban en la Normal Central de Señoritas; fue una tragedia, agregó, pues eran muchachas que se estaban preparando para llevar el pan del saber a los niños de nuestra patria”. El motorista no quiso detener el camión, como yo le pedía, pues el dueño dijo que veníamos con retraso. Llegamos a la capital cuando ya se miraban las luces del tendido eléctrico y para mí resultaba maravilloso ver tanta iluminación cuando pasamos por La Granja y luego por El Obelisco. En el pueblo nos alumbrábamos con lámparas y, cuando en la noche salíamos de la casa, usábamos un foco de dos o tres baterías.
Todo esto se lo narré  el domingo pasado al periodista Mario Hernán Ramírez. Él me escuchó atentamente y me hizo algunas observaciones de tipo geográfico; luego me mostró  una  recopilación de trabajos, titulada “CORONA FÚNEBRE, consagrado a la memoria de las ALUMNAS NORMALISTAS que fallecieron el 14 de julio del  año 1929”. Elsa Ramírez, su esposa, me obsequió una copia, la que he leído detenidamente y desde ese día  mi pecho se siente  inundado por  un profundo sentimiento de  pesar. Ceferina Artica, Clementina Cardona, Ramona Zúniga, Felícita Pastrana, María Inés Zepeda, Francisca Velásquez y Manuela Gómez  se llamaban las   fallecidas.
Cuando las jóvenes estudiantes, muy temprano, partían para la excursión, el  demócrata presidente de la República, Dr. Vicente Mejía Colindres, se dirigía a pie hacia Toncontín y las normalistas desde los vehículos en que se transportaban le hacían saludos afectuosos al  mandatario de la nación. El presidente, al enterarse de la tragedia, se dirigió con cercanos colaboradores al sitio del accidente y, como médico, brindó auxilio a muchas de las heridas.
Toda la sociedad hondureña se estremeció ante la infausta noticia y miles de personas patentizaron su dolor ante familiares y autoridades. Se pronunciaron conmovedores discursos fúnebres, se escribieron sentidas notas luctuosas, así como emotivos poemas alusivos a la tragedia nacional. El profesor Víctor F. Ardón, desde  La Ceiba, escribió un  extenso poema, del cual tomamos estos cuartetos: “Las que vio la mañana despertar bulliciosas,/el catorce de julio de este año fatal,/ entre rezos, suspiros, llantos, lirios y rosas,/regresaron ya muertas a su amada Normal./Y lloraron los hombres… y los niños lloraron…/a las madres extrañas, el delirio invadió!/Y todo era sombrío… las campanas vibraron,/Y Honduras, absorta, de dolor se vistió”.

CIEN DIAS: ENTRE NAPOLEON Y JUAN ORLANDO

El periodo conocido como los Cien Días (en francés Cent-Jours), o Campaña de Waterloo, comprende desde el 20 de marzo de 1815, fecha del regreso de Napoleón a París desde su exilio en Elba, hasta el 28 de junio de 1815, fecha de la segunda restauración de Luis XVIII como rey de Francia. Este periodo pone fin a las llamadas Guerras Napoleónicas, así como al imperio francés de Napoleón Bonaparte.

Pero en Honduras las guerras que no tienen fin, llevan otros nombres; guerra a los precios bajos, guerra a la vida, guerra a la anticorrupcion, guerra a la defensa de los derechos humanos, etc... son practicamente guerras intestinas aun sin armas, pero con un flagelo peor que esas armas; como la indiferencia gubernamental ante la inseguridad, la corrupcion en las altas esferas del poder, el poder absoluto del partido de gobierno; convirtiendose en el peor desastre entronizados en cien dias que se vencen este dia.

Para el señor Hernandez los cien dias son positivos por estar engañando al pueblo con la construccion de casas de bajo costo; enmarcadas unicamente por causas de incendios e inundaciones, pero no con objetivos precisos de llevar el programa a quienes mas necesitan de una vivienda; aqui ya se olvido de las baleadas y de las tortillas, y se masturba en gloria colocando sus fotografias en dichas construcciones, para obtener un recuerdo eterno de los beneficiarios. Algunos criticos dicen que comenzò bien, atacando la delincuencia, pero el esquema trillado de "hacer lo que tenga que hacer" no ha tenido eco en la sociedad hondureña; pues los crimenes han aumentado, la violencia contra infantes se ha recrudecido, los combustibles mas altos y no digamos los frijoles a precios exhorbitantes; señores, estos son los cien dias del señor Hernandez, quien sin pena ni gloria quisiera emular las proezas belicistas de Napoleon en Francia con sus luchas; las cuales tuvieron sus causas en las ideas expansionistas por toda Europa y; sus consecuencias: La primera y más evidente el final de Napoleón y su belicosa etapa.

- Inicio de un periodo involucionista en la mayoría de los estados Europeos, ya que la extensión de las ideas de la revolución llevadas por los franceses fueron combatidas con empeño. En el congreso de Viena se acordó la ayuda de los estados para reprimir este tipo de políticas aperturistas, recordemos el envío de los cien mil hijos de San Luis a España.

- Comienzo de una etapa de estabilidad en el mapa europeo, con pocos enfrentamientos bélicos para lo que normalmente venía siendo costumbre en Europa.

- Comienzo de la primacía Británica en el mundo que duraría hasta la Segunda Guerra Mundial.

- Comienzo del auge de los nacionalismos (pero no los de Hernandez), la expansión de las ideas revolucionarias, dieron lugar a un cambio de mentalidad en la población Europea. La idea del reparto aristocrático quedó obsoleta para dar lugar a la conciencia de igualdad de ideas, cultura, lengua…

- El fin del absolutismo como tal. La idea de absolutismo a la vieja usanza Europea no pudo ser restituida a pesar de los intentos de los monarcas gobernantes.

- La independencia de las colonias latinoamericanas. La invasión de España por las tropas napoleónicas mermo enormemente el poder de la Metrópoli que fue aprovechado por diversos movimientos independentistas para conseguir cortar sus lazos políticos con España y constituirse como naciones independientes.

Y el señor Hernandez en estos cien dias de su gobierno espureo, donde ha asumido los tres poderes del estado, donde ha inmiscuido la politica con la jurisprudencia; que benficios ha aportado a Honduras?

LA MUERTE INMINENTE DEL LAGO DE YOJOA

Da mucha tristeza  que una monumental obra natural dia con dia, minuto a minuto vaya perdienso su belleza; esta es la triste historia del otrora majestuoso Lago de Yojoa enclavado entre los departamentos de Comayagua, Santa Barbara y Cortes; quien sabe si aun con la sequedad de sus orillas mantiene estos linderos; la verdad que cada momento que usted pasa por ese lugar va observando mas playas a sus orillas, ya el ganado de los lugareños se va asomando mas a consumir el pasto que ya va creciendo en esos sequedales; a puras "cachas" los pescadores obtienen el ultimo recurso que le queda al Lago de Yojoa y muy pronto los negocios turisticos de comida se quedaran vacios.

Ningun gobierno se ha preocupado por mantener inalterable el volumen de sus aguas, al contrario siguen extrayendo el agua principalmente para la produccion de energia electrica en cañaveral y los afluentes que ingresan sus aguas llevan poco caudal, como para devolver la majestuosidad de antaño. Recuerdo que sus aguas bordeaban la carretera, pero hoy gracias a la humedad se observan buenas y verdosas plantaciones que a la larga tampoco duraran.

Que lastima que vayamos perdiendo nuestros valores naturales, asi como se han perdido algunos rios y el mas ganancioso es el mar que comienza a recuperar sus territorios. Por alli hay una fundacion que lo que hace es vender propiedades a la orilla del lago, que en vez de fomentar la sobrevivencia, fomenta la infectacion de sus aguas con el deposito de desechos humanos de las letrinas de estas propiedades. Que lastima todo lo bueno de mi paìs se va perdiendo dia a dia, que le vamos a hacer, que Dios nos socorra.

Hondureños denuncian que EEUU avala ‘fraude’ en presidenciales

Seguidores del opositor Salvador Nasralla denunciaron que EE.UU. avala el ‘fraude’ en las presidenciales del 26 de noviembre a favor del m...