domingo, 4 de octubre de 2009

CONFIEMOS EN DIOS ANTE LAS CIRCUNSTANCIAS

La característica dominante de este Salmo es la absoluta confianza en el Señor, a pesar de la hostilidad, la persecución y la represiòn de la que gozamos hoy. Debemos sentirnos seguros bajo los cuidados de Dios; David por eso interpela decididamente a sus adversarios, se reconforta a sí mismo y exhorta a todos los fieles a que compartan sus mismos sentimientos.


1 En Dios solamente está acallada mi alma;
De él viene mi salvación.

2 Él solamente es mi roca y mi salvación;
Es mi refugio, no resbalaré mucho.


3 ¿Hasta cuándo maquinaréis contra un hombre,
Tratando todos vosotros de aplastarle
Como pared desplomada y como cerca derribada?

4 Solamente consultan para arrojarle de su grandeza.
Aman la mentira;
Con su boca bendicen, pero maldicen en su corazón. Selah

5 Alma mía, en Dios solamente reposa,
Porque de él es mi esperanza.

6 Él solamente es mi roca y mi salvación.
Es mi refugio, no resbalaré.

7 En Dios está mi salvación y mi gloria;
En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.

8 Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos;
Derramad delante de él vuestro corazón;
Dios es nuestro refugio.

9 Por cierto, vanidad son los hijos de los hombres, mentira los hijos de varón;
Pesándolos a todos igualmente en la balanza,
Serán menos que nada.

10 No confiéis en la violencia,
Ni en la rapiña; no os envanezcáis;
Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas.

11 Una vez habló Dios;
Dos veces he oído esto:
Que de Dios es el poder,

12 Y tuya, oh Señor, es la misericordia;
Porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

LA ENCRUCIJADA DEL CIVIL QUE QUISO SER MILITAR

Por Óscar Esquivel Egresado con el rango de Sub Teniente de Reserva en el Liceo Militar del Norte; una escuela militar privada creada en...