martes, 24 de mayo de 2011

HONDURAS Y SUS ARRUGAS

¡Ay mi paìs!, ¡cuanto has sufrido!; ¿que pecado estas pagando ante el oprobio y la indiferencia de tus gobernantes, a lo largo y ancho de tu territorio? ¿ Que maldiciones te han fraguado para que cada dia tengas una arruga nueva?, - me haras llorar si no contestas mis inquietudes- , cada dia te veo mas triste y acongojada; hay veces que no quiero ni pensar en lo que sufren tus habitantes, ante tanta maldad y desaveniencias.

Toco mi corazon todos los dias constantemente, para comprobar que aun vivo, y si; sigue latiendo para tener mas fortaleza y convicciòn de que estoy en mi Patria, que aun con tus arrugas, eres mi tierra en la que nacì un dìa.

Tu vejez de cada dia no la podemos detener, pues es el tiempo el que se encarga de desgastar nuestros cuerpos, aunque anhelantes de energia; algun dia tenemos que sucumbir ante el llamado de la parca; pero nuestra esperanza es que tu destino harà cambiar tu fisonomia para verte mas bella, cuando se oiga la trompeta de transformacion que el Todopoderoso ha prometido.

Mientras tanto Honduras, aùn con tus arrugas que se pueden contar en las lineas de tu rostro, calcinado por la muerte de tu naturaleza causada por aquellos a quienes les diste la vida en tu terruño; arrugas que se pueden contar con los niños desamparados; arrugas como la intrincada miseria y pobreza, que ni aun los faldones y los abrigos de vison de los pudientes pueden mitigar; arrugas como la mendicidad y los viejecitos abandonados por sus familias en los asilos y hospitales; arrugas como las carreteras, calles y caminos destruidos, sin que nadie alce su mano para tomar un pico y pala y remendar sus baches; arrugas como la falta de medicinas en los hospitales, pestes y enfermedades sin haber corazones altruistas que las puedan paliar; arrugas como la delincuencia; arrugas, como aquellas que dejan profundas heridas en aquellos tus hijos, que quisieran entonar las notas de tu Himno Nacional y por no saber leer no lo hacen, porque no hay almas que se interesen en darles los primeros pasos de la A, E I, O U.

Ay mi Honduras, te quiero tanto que me da tristeza como lloras a cada instante porque tu sola no puedes, Dios te bendiga mi Patria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...