lunes, 18 de junio de 2012

LOS DUNDOS DE HONDURAS

Es de todos sabido, que ya nos han llamado de todo. Y con facilidad se nos identifica cuando salimos de nuestras comunidades, caseríos, comarcas, pueblos, país.
Lo más calientito, reciente, fresco; es lo que de nosotros como hondureños se dice en ciertos lugares como la ciudad de Washington, distrito de Columbia en la Unión Americana.

El embajador de los Estados Unidos en Tegucigalpa confirmó lo dicho en Washington, donde se repite que el catracho paisano, el hondureño legal o ilegal, no tiene visión, futuro. Es conformista, retraído, aguantador, reservado, receloso, arisco, y no sabe aprovechar ni su tiempo ni su dinero.

El común catracho paisano que salió de HONDURAS repiten en Washington, no quiere aprender Inglés, no le interesa conocer sus derechos legales, aun cuando esté de ilegal en la Unión Americana; y de esa falta de interés se aprovecha el anglosajón que le da trabajo al paisano catracho de HONDURAS, lo deja que escuche música en español, le consigue los periódicos en edición española, le facilita que vea televisión en español.
En algunos rincones apartados donde mantienen como en porquerizas a los catrachos paisanos de HONDURAS, hasta el poco dinero que ganan con salarios muy pero muy por debajo del salario mínimo que son 6.75 dolares la hora, muchos contratistas tienen una especie de mercadito donde compran lo que más les agrada a los paisanos, tales como : tortillas, chicharrones, manteca de cerdo, carne de res, de cerdo, de pollo, pasta de dientes corriente, jabón de baño, detergente para lavar la ropa en el vecino Landromat(que por lo general también es propiedad del contratista) y por supuesto el acceso a Giros de dinero como los famosos Money Order de Western Union.

Y se nos llama DUNDOS porque no traemos debajo del brazo un titulo egresado de la Universidad Autónoma de HONDURAS.

Y nos califican de DUNDOS, porque dada la extrema pobreza de más de un 65% de la población urbana de nuestra rural HONDURAS, las condiciones de vida son más que infra humanas.
Algunos VIVOS de Washington, quieren que el catracho de HONDURAS vaya a sus oficinas y abra una cuenta de dólares con ellos, esos sudados, en copiosos dólares que con gran sacrificio y muchos días de sol y agua, el paisano ha tenido que ahorrar.
Sé de muchos que se compran una soda y una bolsita de tostitos para poder mandar a su familia la mayor parte de su salario.

Hasta hace una semana un alcalde en el estado de PENSILVANIA se atrevió a decir que les iba a conceder a los ilegales una identificación a manera de carné/cédula para que pudieran abrir créditos en las empresas mercantiles, comprar licor, tener una cuenta bancaria y dejar de ser víctima de los mismos Latinos y de otras etnias, que saben a ciencia cierta, que el catracho, humilde, paisano de HONDURAS lleva todo su dinero en los pantalones, en la ropa interior, en los brasieres(en el caso de las mujeres hondureñas. Esta determinación del alcalde de un diminuto pueblo de PENSILVANIA, levantó mas polvo que las calles de Tegucigalpa, muchas sin asfalto, llenas de basura y en mal estado de circulación.

En el estado de ARIZONA,en la ciudad de Maricopa, el delegado de la policía(SHERIFF) pide a la ciudadania, que denuncie a toda persona que parezca o se vea que es ilegal, por su manera de vestir, hablar, pararse en las esquinas, etcétera.
Las madres han ausentado de las escuelas a sus hijos,lo mismo que de los centros de salud.
 Algunas organizaciones salen en defensa de los ilegales, pero como ya nos han mentido mucho y los mismos paisanos legales, lejos de ayudarnos nos terminan de afectar, la confianza, esa confianza del ladino para con el indio de la sierra; esa confianza se perdió.
 Sí por esos valladares que da la vida, más de alguno se presenta en los núcleos poblaciones de muchos catrachos, lo primero que se dice entre murallas es :"Y éste que es lo que quiere?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...