domingo, 21 de octubre de 2012

Manipuleo ideológico, desgracia de un pueblo

Por: Anselmo Rubio Reyes
 
Honduras es el país de los grandes contrastes. La pobreza es uno de sus  más importantes enemigos ya que limita el acceso principalmente a la educación, factor clave que vuelve vulnerable su población al manipuleo, en especial el ideológico, que trasciende lo político y lo  económico. 
 
Los monopolios y oligopolios fortalecidos por los partidos políticos en el poder, encuentran un terreno fértil, sin oposición para hacer cualquier cosa que convenga a sus intereses por ridícula que parezca ante los ojos del mundo, y de la sociedad pensante que, por esa condición se resiste a caer en las redes del manipuleo.
 
Hablando de lo ridículo y lo increíble revisamos el caso de un avión que aterrizo en el aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula. Hasta la fecha se desconoce su origen y su tripulación desapareció como por arte de magia en tierras catrachas, razón que causo sospechas de trasiego de drogas, sumado a que nadie reclamó la propiedad del aparato. 
 
En un océano de especulaciones y dadas las circunstancias, las autoridades concluyen que se trata de narcotráfico y se procedió a  incautar la nave, la cual fue enviada para su custodio, a la base aérea militar Hernán Acosta Mejía mientras avanzaban las  investigaciones.
 
Transcurridos los meses y enterados todos de que la nave era parte de las operaciones del narcotráfico, el tema quedó en el olvido hasta que, en medio del escándalo, los medios de comunicación anunciaron que la avioneta había sido robada de la base militar. “Aunque usted no lo crea” de Ripley. 
 
Como es posible que alguien pueda robar un avión en medio de radares, equipos sofisticados de comunicaciones, y de un centenar de hombres armados hasta los dientes? y además burlar todo el protocolo de despegue. Imagínese usted. Lo más increíble es que el sistema de justicia detuvo, culpo y se encuentran en proceso de acusación criminal unos 10 humildes centinelas que por desgracia se  encontraban de turno, mientras los verdaderos culpables, que ya se sabe quiénes son, brillan por su ausencia. Y esto que la justicia es ciega.
 
No en vano Crescencio Arcos ex embajador de USA, comparo la justicia hondureña con la serpiente cuando dijo que “solo pica a los descalzos” en palabras similares lo expresaron sus homólogos Gerald Ford y Hugo Llorens antes de su partida. Y es seguro que la actual embajadora, Lisa  kubiske dirá más de lo mismo. Y para colmo de males, los familiares de los centinelas aspirantes a pilotos no tienen a quien acudir, las instancias de justicia  internacional podrían ser una alternativa pero antes tienen que agotar los procedimientos legales internos que podrían tardar años. 
 
Y si salen a la calle a protestar para devolverle la vista a la justicia, inmediatamente el sistema los acusa de comunistas o en el menor de los casos serían sometidos por el cargo de socialistas o sentenciados a cadena perpetua por izquierdistas. Si continúan las protestas son señalados de venezolanos, nicaragüenses o cubanos y los amigos de Castro son enemigos del sistema democrático que hace de Honduras un  paraíso.
 
Un paraíso donde recientemente murieron quemados en la cárcel de Comayagua, casi 400 privados de libertad, presos por “robarse una gallina”, o por manchar paredes en protesta por los altos costos de una energía que, además de empobrecer más a las grandes mayorías, al encarecer todos los productos de la canasta básica, es un estandarte a la corrupción descarada de inventar emergencias para comprar, sin licitación, energía sucia en un país rico en recursos hídricos necesarios para generar energía limpia a base de agua y a mucho menor costo. Pero la energía hídrica no es negocio, para que construir represas.
 
A quien le importan esas mayorías. Cuando los acusados de comunistas, socialistas y amigos de Chaves, Ortega, Morales, Ollanta… y Castro, que no son más que un pueblo hambriento, salen a protestar, el mismo pueblo sometido por la manipulación los cuestiona, señala y si se descuidan los linchan ya que las “protestas son del diablo”. La manipulación ha alcanzado niveles exagerados. La maquinaria mediática financiada por los mismos ha hecho estragos en la mente de la población, con la ayuda de líderes religiosos y el apoyo de los monopolios de medios de comunicación, le han hecho creer a Juan pueblo que el socialismo es el infierno y el mismísimo satanás personificado en los líderes que lo impulsan.
 
Asimismo, el comunismo es el infierno elevado a la enésima potencia, con una legión de diablos que afligen la nación donde gobiernan. Con estas afirmaciones “celestiales” tocando la mente y el corazón de una sociedad quebrantada por la pobreza y la ignorancia, cualquier protesta se esfuma en la burla de los que siempre se salen con la suya, en una tierra fértil donde las protestas, por justas y pacificas que sean, tienen olor a azufre. Y los países socialistas como España, China, Inglaterra, Brasil… bien gracias. Solo pertenecen al G-20 grupo de países más industrializados y ricos del mundo.
 
Pero por que culpar líderes religiosos de ciudades urbanas y urbano-rurales comúnmente de bajo perfil académico, por prestarse al juego de someter las personas a aceptar, obedientemente, un sistema que los ahoga. Acaso ellos no son parte de una manipulación inteligente que en nombre de dios los hunde conjuntamente con sus familias y las familias que componen sus iglesias. 
 
En todo caso existe una elite de líderes religiosos que visten trajes Armani, zapatos de piel de cocodrilo, corbatas de seda y comparten el caviar con las altas esferas públicas y privadas donde se planifican las estrategias de sometimiento, a cambio de puestos públicos bien remunerados y poder para actuar con impunidad.
 
No nos ajustaría este espacio para apuntar las incontables y dolorosas  historias de Ripley. Aunque usted no lo crea, el actual presidente Porfirio Lobo Sosa aparece en una página de la Web en pijama. Vale que es nacionalista lo que indica que el color es lo de menos para otro zarpazo a la constitución. Lo que importa es que aquel pueblo lo tenga por comunista, socialista, etc como requisito para aceptar otro golpe de Estado como la salida celestial para su dramática existencia. 
 
Veremos qué dirá la flamante rectora de la UNAH, doña Julieta Castellanos, ya que como van las cosas se quedara sola en su lucha por los cambios propuestos y evitar el holocausto de miles de jóvenes, que como su hijo perecen ante la ignorancia de creer que luchar por los cambios es atentar contra Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

Hondureños denuncian que EEUU avala ‘fraude’ en presidenciales

Seguidores del opositor Salvador Nasralla denunciaron que EE.UU. avala el ‘fraude’ en las presidenciales del 26 de noviembre a favor del m...