miércoles, 20 de junio de 2012

  1. MIentra el Sr Presidente de Mexico se decide a hablar con Mundo y todo el MUNDO( ESTE NO ERES TU MUNDO ORELLANA!) realmente hace Patria para facilitar a los MIGRANTES Mexicanos sus cosas en USA o en las Europas.

    El de aca, un pinche Encargado de la Finca Bananera llamada Honduras, solo va a pijinear a los Estates y a ver Magos para ver si por un acto de Magia a el lo vuelven MIDAS, i Si Seras P...ejo si seras PEPON!

    "POR LA COCINA 
    20 junio, 2012 Sección Editorial TRIBUNA
     

    EL presidente mexicano, en un encuentro bilateral previo a la reunión del G20, fue el primero en agradecer a su homólogo estadounidense lo que calificó como “su valiente decisión” de suspender las deportaciones de jóvenes indocumentados con menos de 16 años. La medida, anunciada por Washington el pasado viernes, favorece a aquellos jóvenes que hayan residido en Estados Unidos en los últimos cinco años y estén inscritos en la escuela, demuestren que se han graduado de secundaria u otro certificado similar o sean veteranos con honores. Sin duda que la medida no solo favorece a los mexicanos sino que a muchos otros cientos de inmigrantes hispanos, incluidos muchos hondureños que residen en los Estados Unidos. Ojo que no es un alto a las deportaciones, solamente es a un grupo de jóvenes indocumentados menores de edad a los que ampara. Y tampoco es permanente, es temporal.
     

    La oposición política republicana ha criticado la decisión. Dice que se trata de una maniobra política que busca inclinar el voto de los hispanos a favor de la reelección del presidente. Han divulgado varios videos donde Obama ofrece entrevistas, en el pasado reciente -cuando le solicitaron interceder por los inmigrantes- asegurando que vía una resolución ejecutiva -como la que ahora acaba de emitir- no puede modificar las leyes migratorias de su país para favorecer a los hispanos indocumentados. Consideran que la decisión es puramente electoral y representa una amnistía ofrecida por la puerta “de la cocina” (trasera). El candidato Obama, en la campaña pasada, ofreció la reforma migratoria a los hispanos a cambio de sus votos, pero el tema nunca fue prioritario en su agenda. Enterrado por otros como la reforma a los planes de salud, que sí recibieron el impulso presidencial, muchos latinos se sintieron traicionados. Pero como ahora, nuevamente, el voto hispano podría ser decisivo, allí tienen: el interés político mueve montañas.
    Para cientos de miles de esos jóvenes deportados la decisión la reciben con tristeza, porque les llega demasiado tarde. Se calcula que unos 800 mil jóvenes podrían beneficiarse. Eso deja por fuera unos 10 a 14 millones de indocumentados sin solución. Para ser incluidos en el beneficio, los indocumentados deben probar que llegaron a Estados Unidos cuando tenían menos de 16 años, que han residido en este país durante, al menos, cinco años antes de este anuncio y que se encuentran en el país al día de hoy. Necesitan estar matriculados ahora en la escuela, o haberse graduado de la escuela secundaria u obtenido un diploma equivalente, o ser veteranos dados de baja en forma honorable de las Fuerzas Armadas o el Servicio de Guardacostas. Obama, al hacer el anuncio, dijo que “no es justo expulsar a cientos de miles de jóvenes con talento que son estadounidenses de corazón y han hecho contribuciones extraordinarias al país”. “Se trata –agregó- de los niños y jóvenes que estudian en nuestras escuelas, que juegan en nuestros vecindarios, que son amigos de nuestros hijos”. “No es una amnistía, no es la inmunidad” ni da derecho a la ciudadanía, sino una medida “temporal” para dar “cierto alivio y esperanza a gente talentosa”. Ahora bien, como es temporal, dependiendo de los resultados electorales, ese cambio repentino de la política migratoria de pronto podría cambiar otra vez. Recordemos que después del huracán Mitch, por gestión del entonces gobierno hondureño, los norteamericanos, en solidaridad, dieron el TPS a los centroamericanos, y extendieron una mora-toria temporal a las depor-taciones."
    Fuente: FB Raul Samayoa Pineda

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...