sábado, 11 de marzo de 2017

LA CORDILLERA DEL MERENDON

Para Chagua Inclan y Luz María Tercero
Por: Tito Ortiz
San Pedro Sula

"El Scout ve en la naturaleza la obra de Dios, protege los animales y las plantas"



El clima está delicioso. Un cielo azul celeste con nubes blancas. Se vé clarito la Montaña del Merendón, bella cadena de tupidas montañas a lo largo de la ciudad, con diferentes tonalidades de verde las más cercanas y azules las que están atrás, al fondo. 
En mayo se ven por doquier manchones amarillos y anaranjados incrustados en ellas y es porque en ese tiempo florecen los árboles de San Juan y las Acacias. Abundan las palmeras y los pinos, también hay Cedros y Ceibas en esta tierra tán fértil. 
En la cordillera es prohibido construir casas de campo. Es una reserva natural. Es el pulmón de San Pedro Sula. Abastece de agua potable todo el Valle de Sula. Solo se permiten las casas de los campesinos que han estado allí por generaciones,que tienen sus sembríos, y que no dañan el ambiente. Se siembran el café y el cacao.
Cuando fuimos a la montaña, íbamos en un viejo Land Rover descapotado con doble tracción, subiendo por aquellas curvas, angostas y polvorientas carreteras de tierra, en las que a veces me sentía como que estaba en una película de Indiana Jones, dando saltos continuos sobre los asientos. Viendo  hacia atrás se apreciaba una magnifica vista de San Pedro Sula.

En ciertos lugares hay cañones entre las montañas en los que se puede observar, cuando hace un buen día, al Poniente, la blanca espuma efervescente en un movimiento de vaivén, producida por las olas en las playas de Omoa. E increible, al Oriente, parados en la cumbre, se pueden ver a simple vista, el mar y las Islas de La Bahía, a todo esto, sintiendo en nuestra piel, el frío aire acondicionado natural, de 19 grados Centígrados en ese bosque nublado y las nubes chocando contra nuestros cuerpos. Las lluvias son frecuentes y siempre hay neblina.

En el camino se atraviesan corriendo ante nuestos ojos, pequeños animales salvajes como las guatuzas y las ardillas. Posados en los árboles, o en pleno vuelo, pajaros de bellos plumajes, como el tucán y el quetzal. Por momentos se oyen diferentes cantos de aves sin parar y por momentos un profundo silencio. Se puede encontrar en su fauna animales de gran tamaño como panteras, pumas, jaguares. También el mono aullador, el venado cola blanca y ocelotes.
La Montaña de El Merendón tiene una población de 37,000 habitantes.
Interesante es visitar el Parque Nacional Cusuco, zona protegida y con hoteles para los caminantes.La Sierra de El Merendón comienza en Ocotepeque, y sigue por Colón, Santa Bárbara, Puerto Cortés, San Pedro Sula. Se sumerje en el mar caribe y reaparece en Roatán, Islas de la Bahía, cubriendo un área de 400 Kilometros cuadrados.


Esta cordillera hizo que yo me enamorara de San Pedro Sula en 1974 cuando me vine de Tegucigalpa de 26 años: al año siguiente ya estaba comprando mi lote en el cementerio, como quien dice: Aquí me quedo.

No podía dejar de ir a visitar Tegucigalpa, la ciudad que me vio nacer, regresaba triste, pero al venir y avistar desde el camino aquellas imponentes montañas, ya me sentía en casa.¡Que bello es nuestro país!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su opinion

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...