jueves, 17 de mayo de 2012

LA BURROCRACIA EJECUTIVA


En todos los paises degenerados suceden cosas como en el mio; hoy la famosa DEI la que solo cambio de calcetines para verse mas bonita (dicen), mantiene siempre a empleadillos para el goce y disfrute de sus intereses particulares y personales y no para afincar los intereses del estado por medio de las recaudaciones.

Tuve la oportunidad de visitar las nuevas instalaciones de la Secretarìa General donde abundan me imagino las ratas, pues la perchera de documentos es terrible y no digamos los malos tratos que le dan los burro-cratas a los contribuyentes A QUIENES SE DEBEN.

Pues presente un escrito para un asunto fiscal administrativo y me hicieron dar volteretas como trompo por un susodicho papel que era original y no copia; la cosa que una de las empleadas me dice " pero yo solo atiendo cinco casos", aja y que haria entonces con la cola de contribuyentes y tramitadores esperando ser atendidos.

Esta institucion va de mal en peor, envian "auditores" a operativos y estos inmisericordemente en vez de aconsejar y enseñar, le zampan de un solo plumazo las multas o los cierres a los negocios de los contribuyentes; es cierto que nadie es ignorante de la ley, pero para eso existe la educacion fiscal (si es que la aprendieron los seudo auditores) para orientar, para enseñar, para redarguir en momentos de necesidad; tampoco digo que se debe perdonar al infractor pero es necesario que se le persuada de su falta y a veces aupado por el contador con fin de evadir el fisco, esto es imperdonable, por eso este paìs se hunde; pero que hacen con los peces gordos?..bien gracias.

No creo que llegue alguien con agallas para tocar las verdaderas costillas de aquellos canibales que esquilman los salarios del pueblo y se quedan con estos valores, peor si son grandes tramellas; esto es funcion de la DEI, para eso fue creada la institucion; pero mas lo que hace es colocar personal inepto e indecoroso para llenar las plazas contribuyendo a la holgazaneria desenfrenada; si no me cree dese una cruzadita por la DEI de su localidad, suerte tendrà si lo atienden bien, pero no les lleve frutas ni confites porque esto es "soborno", dejelos que cumplan con su obligacion. Carajos.

EN HARAPOS PERO FELIZONA

Asi como en la grafica, luce tranquila la ciudad gemela que conforma la capital con la destartalada Tegucigalpa (Honduras).

La ciudad de Comayaguela, el pueblo donde me criè; antes una ciudad tranquila, deseosa de progreso y de tranquilidad; hoy desvencijada y crucificada, inundada de basureros publicos, de zopiloteras, cadenas de cantinas por todos lados; sus calles adornadas de juracos, aquel molote de buses urbanos e interurbanos y el covachero de ventas en sus aceras (musica cruzada, ropa, chancletas, baterias, radios, calzones, peliculas verdes, bultiques, etc.) que ha permitido el alcalde de lujo que se gasta la capital de la repùblica.

Es una solemne borrachera el cruzar por esas calles de Dios; sus parques acuartelados por ladrones y p..........travestis y beodos a mas no poder, donde sus lamparas solo se encienden cuando es el dia de la Concepcion y el parque del soldado solo es el nombre.

Pero de tanta angustia que pasa mi pobre ciudad (hija de comayagua) pasa felizona, pues los travestis y sus clientes hacen el dia alegrando esas calles solitarias, meneando su contorneado cuerpo y deslumbrando a los peregrinos buscando placeres; musicos de pueblo con su vaca templada con tonadas como "la que se fue" y "quinto patio". Esa es la felicidad de Comayaguela ante una hecatombe de problemas que la rodean.

Si esta ciudad tuviera su propia alcaldia otro gallo nos cantara, la mayoria de los ingresos por impuestos aunque sea por ir a mear a los baños de los mercados provienen de Comayaguela y el flamante alcalde? felizon por recibir a diario las cuotas de diez lempiras de cada puesto de venta.

Esto ya no se compuso, solo vean como quedò la primera avenida despues del Mitch; esa avenida fue famosa porque alli vivian las principales familias de la ciudad de aquellos tiempos laureados; la familia de Luis Andres Zuniga por ejemplo, los Reina, alli estuvo la Cruz Roja y otros apellidos glamorosos que no recuerdo; hoy dia son estacionamientos, "hotelitos" por horas, puestos de mercado y bares; la casa de una señora de apellido Henriquez està casi en ruinas, las casas donde vivieron los Uclès se vinieron abajo y asì otras por el estilo. La verdad que Comayaguela es un completo caos, los grandes terraplenes desde bella vista con cada aguacero estan a la vista; ese bulevar del norte que no termino el niño tonka en el carrizal y ese anillo periferico ! uy hombre ¡ es terrorifico; todo esto sumado a la delincuencia y a la falta de interes publico de buscar soluciones; alla que vean los colonos como salen de sus lios.

Comayaguela esta en harapos; la capital la pintan bella pero cuando muestran esos moles gigantescos, los bulevares y sus negocios de comida chatarra; los modernos centros comerciales como el de los proceres que tal parece estuviera en otra ciudad; esto es lo real de esta gemela que le adorna los colochos a su hermana. Triste pero felizona. Que Dios nos socorra y nos aviente a la porra.


HONDURAS: BAJO EL FUEGO DE LA PRUEBA

INCENDIO EN MERCADOS DE COMAYAGUELA
Mario E. Fumero
Últimamente nuestra nación está sufriendo el fuego de las pruebas que la sumerge en la desgracia. Figuramos en los rotativos mundiales como uno de los países más corrupto, violento y sacudido por el fuego del desastre, que sumerge al país en tragedia, miseria y dolor.
¿Qué nos está ocurriendo? ¿Se cierne algún juicio, maldición o una mala racha sobre este país? ¿Serán todas estas calamidades la advertencia de Dios para que nos apartemos del mal y nos volvamos él, dándole la espalda a la corrupción que nos consume por dentro? No basta con orar, clamar, o proclamar decretos de prosperidad y bendición, como hacen algunos falsos pastores, que declaran una prosperidad que no llega. ¡NO! Lo que necesitamos es humillarnos delante de Dios, y reconocer nuestros errores para rectificar nuestras actitudes. Sí es cierto que es de humano el fallar, también es de valiente rectificar y arrepentirnos de nuestros pecados, para andar en integridad. La maldición es consecuencia de nuestra rebelión. El fuego puede ser causado por un juicio, pero también puede ser motivo de prueba, porque cuando hay desgracia, entonces reflexionamos y nos volvemos más a Dios. Muchas calamidades son culpa del descuido humano.
Hay muchas cosas que debemos meditar y buscar una lección en lo que acontece. No es bueno el preguntar el ¿por qué? ocurren estas desgracias, sino el ¿Para qué? ocurren las mismas. Dios nos habla de muchas formas, y quizás nos está advirtiendo que debemos actuar con más integridad en todos los aspectos, para prevenir muchas otras muchas calamidades. Hemos visto el desprestigio del país por la violencia existente. Vemos como el narcotráfico asola nuestra nación, arrastrando a muchos jóvenes a la delincuencia y el sicariato. Contemplamos asombrados como aumenta el consumo de droga. Miramos asombrado como la corrupción nos invade en todas las esfera de la sociedad, incluso aun en las mismas iglesias cristianas.
En esta semana (del 14 al 19 de febrero 2012) hemos visto como el fuego destruyo cientos de vidas en el Centro Penal de Comayagua, dejando dolor e indignación generalizada. Ahora vemos como un voraz incendio consume parte de la zona comercial de Comayagüela. Los mercados San Isidro, que sostenían a muchas familias humildes, han quedado asolados. No es la primera vez que esa zona es víctima de calamidades, pues en los últimos años otros incendios e inundaciones han dejado destrucción en esos lugares. El gobierno está agobiado con un terrible déficit económico, y la política distrae a muchos funcionarios de su trabajo en pro de una nación, la cual se hunde lentamente en la pobreza y muerte.
Cuando las calamidades son repetitivas, el menaje que trasmite es que con la primera desgracia, no aprendimos la lección de prevención. En los Centro Penales han ocurrido anteriormente dos incendios, y sin embargo, no se tomaron medidas preventivas para que esta desgracia no se repitiera. ¿No deberían, con el primer incendio, haberse tomado las medidas necesario para prevenir los mismos? Y en cuanto a la desgracia en los mercados de Comayagüela, ¿Cuántas veces se han incendiado e inundado? Y sin embargo, no se tomaron medidas preventivas correctas, porque estoy seguro que ni extintores había en los negocios, y muchas veces en los arreglos que se hacen, se usan materiales inflamables, porque hasta la madera es poco curada, y muchas veces tiene resina. ¿No se debe aprender de las malas experiencias, a fin de reconstruir algo que no deje espacio para que los mismos hechos se repitan? ¿Por qué siempre cometemos los mismos errores? Si se repara un daño, busquemos la forma de que el mismos no se repita en el futuro, ya que esto refleja que no tenemos capacidad de prevención, y por lo tanto, somos una nación que todo lo resuelve con la improvisación.

THE NEW YORK TIMES

El asesino que reveló una red de corrupción y narcotráfico en el seno de la política hondureña. TEGUCIGALPA — El número de asesinato...